Hasta 39 pasajeros con pasaporte libanés de un vuelo procedente de Egipto con escala en Barcelona permanecen desde el pasado lunes en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat después de que se negaran a continuar el viaje y solicitaran asilo en España.

Los viajeros, de origen palestino, viajaban en un vuelo charter procedente de El Cairo y con destino a Bogotá y Quito, que aterrizó en Barcelona hacia las 11.00 horas del pasado lunes para hacer escala antes de reanudar su trayecto.

Sin embargo, 39 viajeros del avión se bajaron del mismo y se negaron a continuar el viaje, alegando que tenían la intención de formalizar una petición de asilo ante las autoridades españolas. Desde entonces, permanecen en la sala que el aeropuerto de Barcelona dispone para albergar a las personas que tramitan una solicitud de asilo en los controles fronterizos de las instalaciones aeroportuarias, un espacio que dispone de duchas y otros servicios básicos.

PERMANENCIA VOLUNTARIA

Desde la Delegación del Gobierno en Cataluña precisan que los pasajeros permanecen de forma voluntaria en el aeropuerto, puesto que tienen la posibilidad de regresar a su país de origen o reanudar el vuelo hacia Quito y Bogotá.

Los hechos suceden después de que el pasado 5 de noviembre varios pasajeros de un vuelo Air Arabia Maroc, que cubría la ruta Casablanca-Estambul, aterrizó por una falsa emergencia médica, ante lo que un grupo de viajeros, la mayoría de nacionalidad marroquí, empujaron e increparon a los miembros de la tripulación para poder bajar de la aeronave y emprender su huida por las pistas para entrar en España de manera irregular.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.