Los recién inaugurados Jardines del Doctor Pla i Armengol se encuentran amenazados por el amianto. La proximidad con una antigua nave industrial que dispone de tejados de uralita con un evidente deterioro ha sido el motivo que ha hecho saltar las alarmas.

Estas cubiertas de la instalación perteneciente a la empresa Sorigué cuentan con una extensión de 30 metros y, por su localización, se encuentra en paralelo el camino de la parque inferior del parque de Horta Guinardó, según ha informado Crónica Global.

DETERIORADOS

Los vecinos se muestran inquietos debido al estado en el que se encuentran estos tejados de fibrocemento. La cercanía a unos huertos urbanos y a la zona de juego infantil de los jardines, así como a uno de los campos de fútbol del club Martinenc y la proximidad al hospital de Sant Pau.

Desde la Asociación de Vecinos de Barcelona y la Plataforma de Jubilados de Macosa Alstom Afectados por el Amianto, coinciden en la evidencia de desgaste de la instalación, así como en el peligro que esto puede suponer para la salud.

También comparte opinión respecto a este asunto el neumólogo Josep Tarrés, a quien le parece "obvio" que los tejados desprenden fibras de amianto que son susceptibles de "ser inspiradas".

RIESGO

El riesgo que representa el amianto está contrastado y es evidente. Según reconoce la Organización Mundial de la Salud, la inhalación de fibras de amianto puede derivar en enfermedades como la asbestosis, el mesotelioma o diversos tipos de cáncer.