Fotomontaje de la testigo y la víctima de la paliza en la discoteca Waka de Sabadell / METRÓPOLI
Fotomontaje de la testigo y la víctima de la paliza en la discoteca Waka de Sabadell / METRÓPOLI

Habla Alba, testigo de la salvaje paliza de los porteros de Waka Sabadell

La joven, a la que destrozaron el móvil por grabar, relata cómo los porteros se gritaban entre sí: "Aseguraos de que nadie grabe"

Guardar
Angela Vázquez
Redactora de Metrópoli Abierta
Actualizado: 07/12/2021 12:28 h.

Es Alba, la testigo directa de la salvaje paliza de los porteros de la discoteca Waka Sabadell. Alba también fue víctima de la ira de los controladores. Aunque se libró de la violencia extrema que sí sufrió Marc, el chico que fue apaleado por varios porteros después de que le ataran de pies y manos con bridas, tal y como publicó en exclusiva este medio.

Tras el revuelo generado por la publicación de los vídeos y el testimonio directo de Marc, ahora Metrópoli contacta con Alba, una joven que presenció la paliza y grabó la escena. Aún así, sus imágenes nunca llegaron a ver la luz. Los porteros le arrebataron el móvil con violencia y lo destrozaron hasta dejarlo hecho pedazos. "Me obligaron a borrar el vídeo mientras uno de los porteros me sujetaba con fuerza", relata la joven, que acudió la misma noche con sus amigas a la discoteca. "Hice ver que lo eliminaba, pero seguí grabando. Me vieron y el mismo portero de antes vino, me cogió el móvil y lo estrelló contra el suelo".

OTROS DOS MÓVILES DESTROZADOS

Alba recuerda que los porteros destrozaron dos móviles más de otros jóvenes que presenciaron la brutal agresión. "Uno de ellos ni siquiera grabó nada, solo lo usó para llamar a la policía. Lo vieron y también se lo estrellaron contra el suelo".

De hecho, la joven relata cómo, en medio de la disputa, podía escuchar claramente a los porteros gritarse entre ellos: "Aseguraos de que nadie grabe". "No dejaban acercarse a nadie", asegura la testigo. Un objetivo que consiguieron, puesto que los vídeos que han circulado por redes sobre este episodio están grabados desde cierta distancia y es dificil apreciar los hechos con claridad.

DENUNCIA INTERPUESTA

Ahora, Alba y los otros dos jóvenes están a la espera de poder reclamar. Los tres testigos han interpuesto una denuncia a la discoteca. La querella se ha presentado conjuntamente con la del joven agredido aquella noche.

Son tantas las polémicas con la discoteca Waka Sabadell que las denuncias acumuladas casi obligaron al cierre de la misma. Sin embargo, el club seguirá con vida, como mínimo, hasta el 2026, según la última sentencia.

UN MENOR APUÑALADO Y OTRA PALIZA

La discoteca protagoniza un escándalo tras otro. El pasado noviembre, un menor de 17 años fue apuñalado en las afueras del club. Los hechos tuvieron lugar de madrugada y las primeras informaciones apuntaron a una posible pelea como causa de la agresión por arma blanca.

El apuñalamiento se produjo tan solo unas semanas después de que los porteros de la discoteca apalizasen a otro de los clientes. En aquella ocasión, los testigos de la agresión denunciaron motivos racistas.

PROTESTAS ESTE FIN DE SEMANA

Todo ello ha desencadenado en diversas convocatorias de protesta para este fin de semana a las puertas de Waka Sabadell. Asimismo, la discoteca ha recibido críticas masivas en redes sociales esta semana, hasta el punto que bloqueó los comentarios en Instagram para ocultar el enfado de cientos de jóvenes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.