ARCHIVADO EN:

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional han identificado este martes en unas dos horas a 43 personas en el Metro de Barcelona durante un operativo contra carteristas reincidentes. De las personas localizadas, tan sólo una de ellas ha sido detenida por la policía autonómica por tener una orden de arresto policial pendiente. Otros 30 presuntos carteristas han sido trasladados a una comisaría de la Policía Nacional para hacer comprobaciones relacionadas con la Ley de Extranjería

Según han informado ambos cuerpos policiales, los trasladados a comisaría son posibles carteristas multireincidentes que han sido identificados y detenidos en numerosas ocasiones en el Metro de la ciudad catalana.

100 AGENTES

El operativo ha comenzado este martes a las 13.30 horas en la estación de la Sagrada Familia y ha contado con unos 100 agentes de paisano y uniformados de ambos cuerpos policiales.

En declaraciones a los periodistas ante la Sagrada Familia, la inspectora de Mossos Mònica Lluís y el inspector de Policía Nacional Pedro Santos han informado de que los trasladados a comisaría --esposados y en vehículos policiales-- son posibles carteristas multireincidentes.

Lluís, jefa del Área de Seguridad del Transporte Metropolitano de Mossos, ha explicado que el dispositivo ha consistido, durante unas dos horas, en detectar "delincuentes multireincidentes 'in fraganti' o localizando víctimas potenciales" con el objetivo de prevenir hurtos e identificarles y comprobar su situación administrativa y judicial.

SAGRADA FAMILIA Y DIAGONAL

La operación ha contado con un punto de comprobación en la estación de la Sagrada Familia y otro en la estación Diagonal y "las personas identificadas y localizadas son hurtadores reincidentes que se dedican a cometer hechos de forma continua en el subsuelo de Barcelona", ha asegurado la inspectora.

Han participado un centenar de agentes de Mossos --del Área de Seguridad Ciudadana, investigadores del Área de Seguridad del Transporte Metropolitano y de la Brigada Mòbil (Brimo)-- y de Policía Nacional --de la Unidad Contra Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (Ucrif)--, además de contar con la colaboración del Centro de Seguridad y Protección Civil de Transports Metropolitants de Barcelona (TMB).

OPERACIÓN CONJUNTA

Santos, inspector jefe de la Ucrif en Barcelona, ha insistido en que las 30 personas trasladadas al complejo de la Policía Nacional en La Verneda son "delincuentes plurireincidentes y habituales del Metro de Barcelona" y ha destacado que el operativo ha implicado la colaboración con Mossos, después de realizar actuaciones similares en la operación Merlí --contra una banda de ladrones que estaba en una escuela abandonada de Barcelona--, contra los 'narcopisos' del Raval, o como las que se lleva a cabo periódicamente en el Port Olímpic o en La Mina.

También ha detallado, sobre las 30 personas trasladadas a comisaría, que el objetivo es solicitar al juzgado su ingreso en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) y "conseguir documentarlas para poder expulsarlas".

Ha indicado que se han identificado extranjeros y ha defendido que "no se ha hecho una identificación masiva de extranjeros, se ha hecho una identificación selectiva de delincuentes".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.