ARCHIVADO EN:

El presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, se ha reunido telemáticamente con representantes de una quincena de entidades sociales para agradecerles su trabajo durante la pandemia, brindarles el apoyo de la Iglesia y advertirles que a partir de ahora "la situación será muy dura".

El cardenal les ha expresado todo el apoyo de la Iglesia en una reunión virtual en la que han participado representantes de Cáritas, ​​Migrastudium, Fundació Arrels, Braval, Proyecte Sostre, Sant Joan de Déu, Ekumene, Sicar, Maristas, Lloc de la Dona, SEPAP y Centre Assis, entre otros.

CARENCIAS SOCIALES

Omella les ha felicitado por "cómo han sabido mantener, reforzar y reinventar, muchas veces, la atención a quien más lo necesita en este difícil contexto" que ha puesto en evidencia las carencias sociales en vivienda, alimentación, salud, inmigración o lucha contra la marginalidad.

Los representantes de las entidades sociales han explicado al arzobispo que en la mayoría de los casos el número de personas atendidas se ha duplicado o triplicado.

Ante esta explicación, el cardenal les ha dicho que "es momento de trabajar todos juntos, ya que la unión hace más que nunca la fuerza", y les ha instado a "mantener la esperanza y la fortaleza de cara al futuro, ya que la situación será muy dura".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.