Los Bomberos atienden el incendio en la nave okupada el pasado 9 de enero / CEDIDA
Los Bomberos atienden el incendio en la nave okupada el pasado 9 de enero / CEDIDA

Las macrofiestas de una nave okupada de Santa Coloma que acabó incendiada

Al menos 60 okupas organizaban fiestas desde 2020 en una nave industrial okupada en el Camí dels Minerals

Angela Vázquez
Redactora de Metrópoli Abierta
Actualizado: 25/03/2022 11:30 h.

La misma semana en la que se anunció el confinamiento total por la llegada del coronavirus, en marzo de 2020, tres okupas irrumpieron en una nave industrial del Camí dels Minerals, en Santa Coloma de Gramenet. En todo este tiempo, casi dos años después, la cifra ha subido hasta los 60 okupas.

Por si fuera poco, los inquilinos adecuaron el espacio a sus intereses: habilitaron una barra de bar de 12 metros y un escenario de dos pisos para organizar fiestas. Se presume que estas condiciones de vida son las que provocaron el incendio de la nave, tal y como informó Metrópoli el pasado domingo, 9 de enero, de este mismo año.

DENUNCIA RECHAZADA POR COVID

Fuentes de la empresa a la que pertenece la nave denuncian la dejadez de los organismos competentes a la hora de atajar el problema desde el principio. Aseguran que los Mossos d'Esquadra no quisieron registrar la denuncia en comisaría por el coronavirus - la pandemia no permitía en marzo de 2020 la presencialidad en ninguna oficina ni negocio- y tuvieron que presentarla por internet. Finalmente, los agentes no pudieron desalojar la nave porque "los okupas llevaban más de 72 horas dentro".

La demanda se presentó por lo penal, aunque quedó desestimada porque, según las mismas fuentes, "no consiguieron comunicarla a los okupas". En ese momento, la empresa decidió demandar por lo civil consiguiendo posteriormente una sentencia favorable a finales de 2021. Sin embargo, el desalojo nunca se produjo.

Parte del interior de la nave okupada / CEDIDA
Parte del interior de la nave okupada / CEDIDA

INCENDIO EL 9 DE ENERO

Este medio informó hace dos semanas del incendio que obligó al desalojo de los okupas. Lo cierto es que en la nave no se registra actividad desde hace años porque la empresa propietaria no realiza aquí la mayoría de movimientos.

Ahora los trabajadores de la empresa temen un peligro inminente: el desprendimiento del techo. El Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet, hasta ahora desaparecido en esta historia, hizo acto de presencia a raíz del incendio y le ha dado a la empresa propietaria un plazo de 60 días para reparar el tejado.

La barra de bar improvisada en la nave okupada de Santa Coloma / CEDIDA
La barra de bar improvisada en la nave okupada de Santa Coloma / CEDIDA

CARAVANAS Y COCHES

A pesar de que los okupas se han visto obligados a desalojar la nave y la puerta esté ya tapiada, el terreno anexo, que consta de una gran explanada, está ocupado por caravanas y coches. "Continúan estando allí. La mayoría son extranjeros, jóvenes de entre 25 y 40 años", explican fuentes de la empresa.

La Policía Local de Santa Coloma recibió este miércoles, 19 de enero, la orden de desalojo de este aparcamiento improvisado, pero no se ha efectuado, tal y como confirman fuentes del cuerpo a Metrópoli. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.