Ofensiva municipal contra los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) y ciclos de más de dos ruedas destinados al uso comercial. Hasta este mayo, el Ayuntamiento de Barcelona ha interpuesto casi 600 denuncias por infringir la ordenanza de circulación de la ciudad [ver aquí la nota de prensa]

En una rueda de prensa con el primer teniente de alcaldía Jaume Collboni y el teniente de alcaldía de Seguridad y Prevención Albert Batlle, el gobierno ha explicado su intención de cara al verano de intensificar más el control sobre los bicitaxis, en especial en aquellas zonas donde puede haber mayores conflictos con los peatones, como son las calles de Ciutat Vella.  

VEHÍCULOS EN EL DEPÓSITO

Del total de denuncias de la Guardia Urbana durante los cinco primeros meses del año, 253 están relacionadas con los estacionamientos y otras 326 han sido por incumplir los requisitos exigidos para circular. A lo largo de 2021 han ingresado en los depósitos municipales 225 VMP de uso compartido y 35 bicitaxis.

Batlle y Collboni presentan la ofensiva contra los bicitaxis / EUROPA PRESS
Batlle y Collboni presentan la ofensiva contra los bicitaxis / EUROPA PRESS

El Ayuntamiento se ha marcado como objetivo que este tipo de vehículos circulen de una forma ordenada en la ciudad. En este sentido, el Ayuntamiento reguló su uso en la Ordenanza de circulación y trabaja en una instrucción técnica con la Dirección General de Tráfico (DGT) de obligado cumplimiento para que los bicitaxis vayan en condiciones óptimas seguridad.

Según ha explicado Collboni, el consistorio también pedirá a la Generalitat que regule el sector como actividad económica para que exista un marco legal. Para Batlle, un mayor control es "un paso adelante hacia la urbanidad" y hacia una mayor seguridad viaria, especialmente ante la llegada del turismo en verano.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.