Quedan horas para conocer la sentencia del procés, el Tribunal Supremo deberá publicar el fallo mañana lunes. Barcelona vivía ayer un despliegue policial en las principales infraestructuras por las posibles reacciones que ya se están produciendo sin conocer el resultado definitivo. 

Unas ochenta personas se han atrincherado esta mañana, sobre las 10.30 horas, en la estación de Sants para protestar por la sentencia que en un principio condenará a los políticos presos por sedición y les inhabilitará de sus cargos públicos. Picnics per la República, la organización que planeó esta concentración, ha ocupado el vestíbulo de la infraestructura haciendo un gran revuelo que ha sorprendido a los usuarios del tren, el metro y el AVE que se encontraban en el lugar. 

DISPOSITIVO EN LA ESTACIÓN DE SANTS

Los Mossos d'Esquadra han confirmado a Metrópoli Abierta que el dispositivo que tienen en la estación de Sants ha desalojado a las personas que han ocupado el espacio. Por lo que se ha podido ver a través de las redes sociales, los manifestantes han utilizado la técnica del arranca cebes, que consiste en sentarse en el suelo y agarrarse unos a otros para que los agentes lo tengan más complicado y deban estirar con fuerza a las personas. 

Por seguridad, los Mossos d'Esquadra han cerrado el vestíbulo de la L5 de Metro que conecta la línea con la estación de Sants, pero la conexión se puede hacer por la L3 y por la calle, y el servicio funciona con normalidad, ha informado TMB en un tuit. 

Manifestantes en contra de la sentencia del 'procés' en los exteriores de la estación de Sants / EUROPA PRESS
Manifestantes en contra de la sentencia del 'procés' en los exteriores de la estación de Sants / EUROPA PRESS

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.