El nuevo Mercat de Sant Andreu de Palomar está más cerca de ser una realidad. Esta semana arrancan las obras del proyecto municipal que cuenta con un presupuesto de 7,9 millones de euros y se espera que terminen a finales de 2020.

La concejala de Comercio, Mercados, Régimen Interno y Hacienda, Montserrat Ballarín, ha subrayado este domingo a través de un comunicado que será un mercado "muy integrado, muy transparente, que complementará el espacio exterior y que servirá como motor para el comercio del entorno”. En esta línea ha defendido que se trata de una obra "muy esperada" y que se sumará a la apuesta municipal por los mercados, y ha recordado que en 2019 ha habido obras en 30 mercados de la ciudad.

ESTRUCTURA EXTERIOR TRANSPARENTE

Con este nuevo proyecto el edificio tendrá una estructura exterior transparente de cristal, de modo que volverá a haber una mejor conexión entre el interior y el exterior, y la actividad comercial de las paradas será visible desde fuera del edificio. Así, contará con 21 paradas de alimentos, un bar y cinco paradas de otra índole situadas en el local de ventas.

El edificio definitivo tendrá una planta de 1.240 metros cuadrados con una planta subterránea de 1.218 metros cuadrados y una planta bajo cubierta de 60 metros cuadrados. El volumen del edificio se verá rebajado y junto con el perímetro de cristal se dotará de una gran transparencia visual.

En la planta baja se ubicarán los comercios, en el subterráneo los almacenes y cámaras frigoríficas, mientras que las plantas 1 y 2 se destinarán a oficinas y salas de actos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.