ARCHIVADO EN:

Llega un nuevo impuesto a los conductores. El próximo 1 de mayo, la Generalitat de Catalunya dará el pistoletazo de salida a un tributo circulatorio. Se trata de un impuesto sobre las emisiones de dióxido de carbono (CO2) para los vehículos de tracción mecánica. El cobro se iniciará a mediados de septiembre y solo se pagará en Cataluña.

FECAVEM, la patronal catalana de distribución de la automoción que incluye al Gremio del Motor de Barcelona, ha reclamado la suspensión del impuesto hasta que finalice la actual crisis sanitaria. En 2020, el Govern dejó sin efecto el cobro correspondiente a 2019 por la pandemia. Sin embargo, este año los catalanes tendrán que hacer frente a una nueva carga fiscal a pesar de la importante recesión.

EL IMPUESTO GRAVA LA PROPIEDAD NO EL USO

El secretario general del Gremio del Motor de Barcelona, Joan Blancafort, explica que este impuesto "grava la tenencia -propiedad- de un vehículo, no el uso". Si en el tributo municipal de vehículos de tracción mecánica se pagan "caballos fiscales", la nueva tasa autonómica fiscalizará las emisiones de CO2 del coche, moto o furgoneta. Blancafort asegura que el titular de un vehículo desembolsará lo mismo haga 10.000 o 150.000 kilómetros en un año. 

Según Blancafort, es muy difícil establecer un precio medio de lo que pueden pagar los ciudadanos, porque varía mucho en función del tipo de vehículo y lo contaminante que sea. Para ayudar a los titulares de coches, motos y furgonetas (hasta 3,5 toneladas) a saber a qué cantidad tendrán que hacer frente , la patronal de la automoción ha puesto en marcha una calculadora -similar a la de las hipotecas- que se puede consultar en su página web [ver aquí].

 
Coches en Barcelona / EUROPA PRESS
Coches en Barcelona / EUROPA PRESS

PRECIOS BONIFICADOS PARA 2020

La Generalitat informa en la web de la Agència Tributària de Catalunya que los precios del año 2020 -que se pagarán este 2021- serán bonificados. Así, no tributarán los turismos y las motos con emisiones de CO2 hasta 120 g/km ni las furgonetas con emisiones hasta 160 g/km. En el resto de motos y coches, el importe oscilará entre 0,55 euros para vehículos que emitan entre 120 g/km y hasta 140 g/km de CO2, y 1,10 euros para los que emitan más de 200 g/km de dióxido de carbono. Las furgonetas de hasta 3,5 toneladas que emitan más de 160 g/km de CO2 pagarán 0,30 euros.

A partir del ejercicio 2021 -que se desembolsará en 2022-, el impuesto se incrementará de forma notable. En algunos casos, incluso, se doblará o más, pasando de 40 a 83,5 para vehículos que emitan 180 g/km de CO2, según FECAVEM. Tendrán coste 0 los coches y motos que emitan hasta 95 g/km de CO2. El resto tendrá que pagar entre 0,70 euros -para los vehículos que emitan entre 95 y 120 g/km de CO2- y 1,40 euros para aquellos turismos y motocicletas que emitan más de 200 g/km de CO2. Las furgonetas no pagarán hasta los 140 g/km de CO2. Las que emitan una cantidad superior de dióxido de carbono desembolsarán 0,70 euros g/km.

EL PAGO, A PARTIR DEL 15 DE SEPTIEMBRE

Según Blancafort, el hecho de que el impuesto solo se pague en Cataluña puede provocar que convivan coches censados en esta comunidad autónoma y otros que hayan sido matriculados en otro punto de España. El Gremio del Motor se refiere, por ejemplo, a flotas de furgonetas de mercancías o coches de renting.

El calendario que la Generalitat ha previsto para el nuevo impuesto es el siguiente: el 1 de mayo se publicará el padrón provisional -parque de vehículos afectados-, el 4 de junio será la fecha límite para la presentación de alegaciones y el 1 de septiembre se publicará el padrón definitivo. A partir del 15 de septiembre se iniciará el periodo de pago.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.