ARCHIVADO EN:

Nuevo accidente de un trabajador de Glovo en Barcelona. El repartidor ha sufrido una caída –por causas que se están investigando– mientras se dirigía a tramitar un pedido de la aplicación con la que colabora. El suceso se ha producido este martes en el distrito de Nou Barris, cerca de Cinesa Heron City, según ha informado el colectivo Riders Por Derechos que en estos momentos está recabando información, tal como ha podido saber Metrópoli Abierta.

Según la versión de la compañía de Òscar Pierre Remi y Sacha Michaud el trabajador tendido en el suelo habría sufrido una indisposición. A lo largo de esta semana, tras el atropello mortal que sufrió un joven nepalí, las críticas a la aplicación se han endurecido y se ha visibilizado la “explotación laboral” de los riders que trabajan hasta 70 horas a la semana para llegar a fin de mes con un sueldo digno.

DENUNCIAN FALTA DE GARANTÍAS

Los mismos trabajadores denuncian por activa y por pasiva la falta de seguridad en empleos como Glovo, Deliveroo o Uber Eats. Según ellos, las compañías no dan formación ni aportan equipos de protección. Tampoco controlan el correcto estado de las herramientas de trabajo (bicicletas y motos, por ejemplo), ni someten a los repartidores a un reconocimiento médico para determinar si son aptos. Ahora están estudiando acciones legales por "el incumplimiento de riesgos laborales”. 

Este suceso no es un caso aislado. Según los repartidores, se producen "a diario, sobre todo cuando llueve". En los últimos cuatro días han fallecido en Europa tres personas mientras estaban trabajando con alguna de estas aplicaciones a domicilio.

LAS OSCURAS PRÁCTICAS DE GLOVO

Glovo, por su parte, aseguró en un comunicado el lunes que Pujan, el joven fallecido en Barcelona, "no estaba registrado como repartidor" y que "el hecho de que llevara una mochila de Glovo hace suponer que pudiera estar utilizando la cuenta de un tercero". De hecho, tal como informa este medio, la misma empresa admite que existe subcontratación de cuentas. Pero la situación persiste.