Los riders de Glovo han vuelto a salir a la calle este domingo para protagonizar una nueva protesta contra la compañía. La plaza Cataluña ha sido el escenario en el que los trabajadores se han vuelto a concentrar para expresar su rechazo a los recientes cambios de la empresa debido a la entrada en vigor de la ley rider.

Esta nueva normativa criticada por la plataforma, pretende luchar contra la precariedad laboral que sufren los empleados obligando a las empresas a contratar a sus repartidores, evitando así el modelo de falso autónomo.

MULTIPLICADOR

Ante esta medida, Glovo ha optado por incluir cambios un sistema conocido como el multiplicador, una tasa que cobra el trabajador y que hasta ahora fijaba la compañía. La compañía ha dado vía libre a sus trabajadores para que fijen una tasa de entre el 0,7 y el 1,3 que se debe multiplicar al precio del pedido.

Según denunciaron algunos repartidores a este medio, este método genera una subasta a la baja y una competencia feroz entre los riders para recibir pedidos.

Concentración de los trabajadores de Glovo / CEDIDA
Concentración de los trabajadores de Glovo / CEDIDA

FALTA DE PEDIDOS

Como explica Carmen Juares, secretaria de Nuevas Realidades del Trabajo de CCOO Catalunya, el pasado jueves muchos trabajadores acordaron establecer la tasa máxima, de 1,3.

Como respuesta, la compañía dejó de "enviar pedidos" a estos repartidores, obligándoles así a entrar en una puja a la baja para recibir encargos.

CONTRATOS

Glovo ha anunciado que solo contratará a 2.000 riders, el 20% del total, en las ciudades con más actividad. Además, la plataforma barcelonesa ha permitido que todos los empleados puedan trabajar al mismo tiempo, sin disponer de horarios.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.