El Aeropuerto de Barcelona-El Prat ha recuperado completamente la normalidad de su operativa tras la fuerte granizada que este jueves por la mañana ha caído en la zona, que ha dejado inoperativa una de las pistas del aeródromo, obligando a desviar varios aviones y provocando retrasos generalizados.

RETRASOS Y DESVÍOS

El episodio de pedrisco se ha producido aproximadamente entre las 6:00 y las 7:00 horas y ha complicado la actividad en el aeropuerto barcelonés durante la mañana, con cuatro vuelos desviados --dos de pasajeros, uno de mercancías y uno privado-- y numerosos retrasos, aunque sin grandes demoras temporales.

Durante las primeras horas de la mañana, la estación meteorológica del Aeropuerto de Barcelona ha registrado precipitaciones de 43 mm, mientras que en otras zonas de la comarca del Baix Llobregat, donde la granizada también ha dejado un pequeño manto de pedrisco en diversos puntos, han caído 23 mm en Vallirana, 20 mm en Viladecans y Molins de Rei o 19 mm en Gavà.

ACUMULACIÓN DE GRANIZO

La pista más afectada ha sido la más cercana al mar, que ha estado completamente inoperativa unos 40 minutos, y que ha recuperado progresivamente la normalidad a medida que se retiraba la acumulación de granizo.

El granizo que ha caído se ha retirado mecánicamente al no ser útil en este caso el uso de sal, por lo que la operación de limpieza ha llevado más tiempo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.