ARCHIVADO EN:

De vez en cuando la vida da golpes que uno no espera. Eso es lo que les pasó a los padres de Nils hace pocos meses. El pequeño, que entonces tenía la temprana edad de tres años y medio, comenzó a adoptar una actitud apática que preocupó a sus progenitores. Solía ser un niño feliz, al que le gustaba jugar y que de repente perdía la ilusión y la sonrisa.

UN MAZAZO QUE NO ESPERABAN

Después de llevarlo a distintos médicos, uno los destinó a San Joan de Déu, el hospital especializado en pediatría de Barcelona. Nils tenía un tumor cerebral que debía ser operado de inmediato. Desde entonces, ha superado con éxito cinco operaciones quirúrgicas, de ahí que sus más allegados lo llamen “el Súper Guerrero del Espacio”.

El pequeño superviviente ha vencido a las pruebas más complicadas. En el hospital barcelonés ha tenido que convertirse en un héroe galáctico para combatir su enfermedad, entrando en escáneres, resonancias magnéticas y demás pruebas que el centro hospitalario decoró hace un tiempo con motivos artísticos espaciales.

Los cánceres infantiles suelen ser los más temidos por los médicos. Tienen un 10% de regeneración, por eso la familia de Nils necesita acudir a otro centro para intentar obstaculizar o frenar la aparición de nuevos tumores. 

OTRA BATALLA, FUERA DE ESPAÑA

Nils ha mejorado, el tumor le fue extirpado, pero aún le queda una larga batalla que comienza en Alemania. Allí será tratado con un novedoso tratamiento de radioterapia con protones en el Centro de Terapia de Protones de Essen (WPE), que aún no se está disponible en España.

Precisamente ese es el problema, los gastos derivados del viaje y la estancia en el extranjero a los que los padres no pueden hacer frente. La Seguridad Social será quien se haga cargo de los gastos del tratamiento, y además, contarán con el apoyo de una asociación para lo relativo a vuelos y alojamiento. Sin embargo, dicha ayuda, que cubrirá el 50% de los gastos, no se hará efectiva hasta dentro de un año, por lo que la familia deberá hacer frente a todos los gastos por adelantado, y no disponen de los recursos suficientes.

UN CROWDFUNDING PARA CONSEGUIR SUPERAR UN NUEVO OBSTÁCULO

Una amiga de la familia, preocupada por la difícil situación que atravesaban, decidió impulsar un crowdfunding que, por el momento, está dando sus resultados. Una oleada de solidaridad ha decidido involucrarse y ayudar al pequeño con su enfermedad, y a los padres de este, que no pueden afrontar la difícil situación económica, debido a varios problemas que acarrean desde hace un tiempo. 

Todos los que deseen ayudar a Nils en esta nueva aventura, podrán donar el importe deseado, de manera totalmente anónima a través de la plataforma de crowdfunding. Según ha asegurado Júlia, la amiga de la familia que decidió ayudar creando esta alternativa, todo lo que sobre tras el tratamiento en Alemania, será destinado por parte de la familia a la investigación del cáncer infantil, para así poder ayudar a otras familias que estén pasando por la misma situación.