ARCHIVADO EN:

Se multiplican las discrepancias en torno al proyecto del Museo Hermitage en la Barceloneta. Varias plataformas ciudadanas han presentado comunicados contradictorios sobre el proyecto. Algunos vecinos lo reciben con los brazos abiertos, mientras que otros critican su opacidad y sus posibles efectos perversos contra la población barcelonesa. Así se ha expresado la Plataforma per un Port Ciutadà, integrada por varias asociaciones de vecinos, que ha presentado este martes una quincena de alegaciones ante la Autoridad Portuaria de Barcelona, sobre las que el Puerto de Barcelona deberá manifestarse próximamente.

La alegación más destacada versa sobre la "oscuridad sobre quién solicita", ya que en el mismo documento aparecen hasta cinco razones sociales diferentes, que son empresas extranjeras y minoritarias, en una oscuridad intolerable para los vecinos, ha opinado la plataforma.

PRESENCIA DE EMPRESAS SOSPECHOSAS

Dentro de la plataforma, desde la Associació de Veïns L'Òstia i del Barri Gòtic, Manoli Madrid, ha dicho que llama la atención la presencia de una matriz luxemburguesa de capital extranjero con menos de tres años de vida y dedicada a la inmobiliaria: "Y nos explica que nos traerá la cultura a Barcelona".

El portavoz de la Asamblea de Barrios por un Turismo Sostenible, Daniel Pardo, ha dicho que este proyecto es "una atracción turística más en primera línea de playa" que pretende atraer un millón de turistas al año dando como resultado la expulsión de vecinos y del comercio de usos cotidianos, generando problemas ambientales, de saturación del espacio y transporte públicos, y que favorece el sufrimiento en la ciudad.

UNA TASA RÍDICULA

Entre las alegaciones presentadas, ha destacado la absurda tasa que el proyecto pagaría al Puerto de 345 euros por metro cuadrado y año: "Esto comparado con los precios de mercado no tiene sentido. Es tres o cuatro veces más pequeño de los precios al uso".

"¿Estamos hablando de precios de amigo? ¿El Puerto tiene motivos ocultos para llegar a cierto acuerdos comerciales con una cierta gente?", ha sugerido Pardo, que también ha destacado la falta de un proyecto que tenga en cuenta la igualdad de género.

IMPACTO AMBIENTAL

En cuanto a las alegaciones arquitectónicas, el arquitecto representante de la Xarxa Aire-Cooperativa d'Habitatges de la Barceloneta, Toni Vidal, ha dicho que se trata de un proyecto con un "elevado impacto ambiental" y de movilidad.

Ha afirmado que el proyecto arquitectónico incumple algunas prescripciones del plan especial de la nueva bocana, especialmente la volumetría que "no puede superar la planta baja más tres plantas, y el proyecto contempla una planta baja más cinco plantas", aparte del hecho de que las velas icónicas del arquitecto Toyo Ito sobresalen del perímetro de la parcela objeto de concesión.

PIDEN EL VETO DEL AYUNTAMIENTO

La plataforma ha pedido al Ayuntamiento que vete el proyecto, y ha considerado que el consistorio, con todos sus recursos disponibles, podría haberle sacado punta a este proyecto que "es una chapuza", ha opinado Pardo.

A favor de este proyecto se ha manifestado la Associació de Veïns de la Barceloneta, cuyo presidente, Manel Martínez, ha aplaudido que el Hermitage puede enriquecer su barrio socialmente, económicamente y culturalmente, y ha dicho que prefieren un museo que una macrodiscoteca en la bocana del puerto.

RECOGIDA DE FIRMAS

Sobre la multitud de empresas que pueden estar detrás, Martínez ha asegurado que les consta que "el capital es en parte catalán y parte de un fondo de inversión suizo", y ha destacado el apoyo al proyecto en el tejido social, cultural y económico del barrio, aparte de mencionar la petición abierta en Change.org respaldada con 3.149 firmas.

La secretaria de la Associació de Comerciants de la Barceloneta, Montserrat Valladares, ha considerado que no se pueden cerrar las puertas a la cultura y aunque "quizás el proyecto tenga algo en lo que mejorar", su despliegue significaría mejorar la calidad del turismo.

"Hay que estar abiertos a nuevos proyectos", ha dicho Valladares, que ha considerado que en el barrio de la Barceloneta no tienen mucha oferta cultural ahora.

MISMO PRECIO

Fuentes del Puerto de Barcelona han destacado sobre el precio de la concesión que se trata de un precio regulado por ley, como todas las concesiones del Puerto de Barcelona, que "son exactamente iguales para cualquier empresa que se quiera establecer".

Aparte, han recordado que el otorgamiento de la concesión al Hermitage solo sería efectivo si de manera previa el Puerto de Barcelona y el Ayuntamiento suscriben un convenio a este respecto, tal como ambos acordaron a principios de 2018.

Este convenio debería suscribirse antes de que el Consejo de Administración del Puerto aprobara eventualmente esta concesión.