El Departamento de Interior destinará el 85% de la recaudación de las sanciones impuestas por las policías locales durante el confinamiento por el coronavirus a los ayuntamientos, y el 15% restante será para sufragar el coste de la tramitación de las denuncias.

Según informa este viernes la consellería de Interior, esta decisión es el resultado del acuerdo entre el titular del departamento, Miquel Buch, y los máximos representantes de la Asociación Catalana de Municipios y la Federación de Municipios de Cataluña.

142.766 DENUNCIAS

Durante el aislamiento derivado del estado de alarma, se interpusieron en Cataluña 142.766 denuncias, de las cuales 73.200 corrieron a cargo de los Mossos d'Esquadra y 69.556 a las policías locales de Cataluña.

Los importes de estas denuncias ascienden a 300 euros por infringir la Ley de Salud Pública y a unos 600 euros por vulnerar la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, si bien en algunos expedientes sancionadores estas cifras pueden elevarse si concurren circunstancias especiales.

REBAJA DE LA SANCIÓN

En el primero de los casos, la persona sancionada podrá acogerse a una rebaja de la multa del 40% si reconoce la responsabilidad y abona la sanción antes de que se dicte la resolución del expediente.

En cuanto al segundo de los supuestos, la reducción de la sanción podrá ser del 50% si la persona expedientada paga voluntariamente y no presenta alegaciones contra la denuncia.

TRAMITACIÓN DE LOS EXPEDIENTES

El departamento de Interior, a través de la Dirección General de la Administración de Seguridad, está coordinando a un centenar de letrados de la consellería que están trabajando en la tramitación de estos expedientes sancionadores.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.