Las multas por el uso prohibido de drones se ha disparado en Barcelona. La Guardia Civil ha identificado durante el estado de alarma a 12 pilotos por haber realizado 35 infracciones de la normativa de seguridad aérea y ciudadana en el vuelo de RPAS (aeronaves pilotadas por control remoto).

Entre las sanciones impuestas por la benemérita destacan las recibidas por un ciudadano francés que realizó 52 vuelos no autorizados con drones. Según la Guardia Civil se trata de un operador profesional de este tipo de aeronaves. El hombre fue localizado a principios de mayo.

VARIOS INCUMPLIMIENTOS

Al piloto se le acusa de varios incumplimientos, entre ellos la prohibición de sobrevolar aglomeraciones de personas (en este caso antes de que se decretase el estado de alarma), también de edificios, carecer de placas identificativas tanto de la nave como de la estación de pilotaje, así como incumplir la obligación de coordinarse con la torre de control del aeropuerto de Barcelona ni de los diversos helipuertos que posee la ciudad.

Las actuaciones policiales las está llevando el equipo Pegaso de la Guardia Civil de Barcelona, con base en el aeropuerto Josep Tarradellas-El Prat desde diciembre de 2019 y su implantación operativa en febrero. 

Este equipo cuenta con un detector de RPAS capaz de localizar e identificar un dron en vuelo y con un inhibidor con posibilidad de anular la cámara o incluso permitiendo que los agentes tomen el control de la aeronave en caso de riesgo inminente.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.