Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana han impuesto 63 multas en Barcelona durante el toque de queda. 41 de estas sanciones las ha puesto la policía autonómica, mientras que 22 son de los agentes locales.

Según los Mossos, en el conjunto de Cataluña pusieron 115 sanciones la noche del lunes al martes. Del total, 41 fueron en la capital catalana. Todas fueron por saltarse las restricciones de movilidad nocturnas. Los policías ordenaron también la clausura de dos locales.

Por su parte, las 22 denuncias de la Guardia Urbana fueron por saltarse el toque de queda (15) y por consumir alcohol en la vía pública (siete). 

SIN DETENIDOS

En total, 19 personas fueron desalojadas del espacio público. Según el Ayuntamiento de Barcelona, no se han producido detenidos. En la noche del domingo al lunes, la policía solo avisó.

El toque de queda decretado por la Generalitat prohíbe la salida a la calle en todo el territorio catalán entre las 22.00 y las 06.00 horas los siete días de la semana. 

IR AL TRABAJO O SALUD

Entre los supuestos en los que sí que se permite la movilidad figuran ir al trabajo, motivos de salud o para cuidar a una persona dependiente.  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.