Los policías siguen siendo exigentes con el aislamiento y cada vez más. Los agentes ya han multado a personas que paseaban gatos, ciudadanos que salían a comprar sólo cervezas y también a un hombre que fue sancionado con 600 euros por adquirir dos latas de Coca-Cola, un paquete de salchichas y una barrita de chocolate.

En este caso un individuo no ha cumplido con las reglas de la cuarentena y fue sancionado con 600 euros por comprar una bolsa de gominolas. La policía Foral de Andosilla, en Navarra, denunció a un vecino por salir en pleno aislamiento por ir a una máquina a comprar caramelos.

"NO SON PRODUCTO DE PRIMERA NECESIDAD"

Los agentes de dicha localidad recordaron al individuo multado que las golosinas no son producto de primera necesidad y que siempre se puede aprovechar el momento de ir al supermercado para llenar el carro con algún capricho.

Este es un caso más de una persona que se pasa de lista y decide saltarse las normas del estado de alarma en plena pandemia para adquirir productos que no son de primera necesidad como lo sería la leche, el pan, los productos de higiene personal o la fruta.

Además, en Gran Canaria, el Juzgado de Instrucción número 2 de Telde ha dictado esta semana dos sentencias en las que impone multas de 720 euros a dos vecinos de la ciudad que burlaron la orden de confinamiento, uno al caminar por la calle sin justificación y el otro por beber alcohol en grupo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.