Los Mossos d’Equadra han denunciado a un hombre, que se manifestaba en Barcelona, por apuntar con un láser a un helicóptero de la policía. Los agentes pillaron a la persona justo en el momento de cometer el delito el sábado por la tarde en la plaza Tetuan de la ciudad.

Al manifestante se le acusa de poner en peligro la seguridad del piloto y del resto de acompañantes.

La multa que puede llegar a pagar el identificado, considerada una infracción “muy grave” es de entre 30.001 euros y 60.000 euros.

SEGUNDO CASO EN MENOS DE DOS SEMANAS

El expediente sancionador señala en la Ley 4/2015 de la Protección de la Seguridad Ciudadana que “la proyección de luces, a través de cualquier dispositivo, sobre pilotos o conductores de medios de transporte que puedan deslumbrarse o distraer su atención y provocar accidentes”.

Este no es el primer caso registrado desde los disturbios que arrancaron hace dos semanas, tras la resolución de la sentencia del Tribunal Supremo por el caso 1-O, ya que varias personas fueron denunciadas tras lanzar pirotecnia a un helicóptero durante los disturbios. En aquél caso el transporte aéreo también era de la policía.