Los conductores de vehículos VTC concentrados desde el pasado sábado con sus coches en la Diagonal se manifiestan este viernes con una marcha a pie para rechazar el decreto ley que el Govern prevé aprobar la semana que viene. Esta nueva regulación incluye una precontratación mínima de 15 minutos.

Los concentrados marchan a pie este mediodía por la Diagonal y prevén bajar por la calle Pau Claris hasta la plaza Sant Jaume, coincidiendo con el pleno del Ayuntamiento. Esta manifestación llega después de que la Conselleria de Territorio haya asegurado que regulará la precontratación de sus servicios, lo que consideran que supondrá el cierre de las empresas de VTC.

AMENAZA DE CIERRE

Las empresas de coches coches con conductor, conocidas como VTC, esperaban que la Generalitat legislara teniendo en cuenta el “interés general”. Sin embargo, Uber y Cabify adviertieron que dejarán de operar en Catalunya si el Govern aprueba finalmente el decreto que establece que los usuarios deban contratar sus servicios con una antelación mínima de 15 minutos.

La medida, además, contempla que cada Ayuntamiento pueda modificar este periodo mínimo de precontratación, que podría elevarse a una o a varias horas.

MILES DE DESEMPLEADOS

Ambas compañías consideran que este requerimiento supondría el fin del sector, que emplea a más de 3.000 personas en Catalunya. "Restricciones como el tiempo de espera de 15 minutos ponen en riesgo a todo el sector de los VTC en Catalunya", aseguró este martes un portavoz de Uber.

Esta multinacional opera actualmente en más de 600 ciudades de todo el mundo, entre ellas Barcelona, donde presta sus servicios desde marzo de 2018.