ARCHIVADO EN:

Fin del silencio. Mientras los taxistas libran su batalla en Madrid para conseguir el Real Decreto Legislativo (RDL), las empresas de licencias VTC salen de la retaguardia y alzan la voz con temor. Tal como ha podido saber Metrópoli Abierta, este miércoles los trabajadores del sector VTC se reunirán a las siete de la tarde en la empresa Auro News Transport de Barcelona para preparar una “movilización bestial”.

“Si se aprueba el Decreto nos encontraremos con otro panorama muy, muy jodido, así que nos tenemos que movilizar y tienen que ver que hay disturbios sociales en la calle y problemas si no cuentan con nosotros y no hay un consenso”, ha confesado el presidente de la empresa, José Antonio Parrondo, a través de un audio al que ha tenido acceso este medio.

NO QUIEREN IRSE A LA RUINA

“Vamos a decir que no consentiremos irnos a la ruina, porque algunos tenemos aquí todo invertido”, ha añadido el dueño. Su empresa –antes llamada Gestaxi– dispone hasta ahora de unas 2.500 licencias valoradas en unos 60.000 euros cada una, sumando en total unos 150 millones de euros aproximadamente.

“Estamos viendo que nos podemos meter en un pleito de tres, cuatro o cinco años para solicitar daños y perjuicios y, por lo tanto, eso significa quiebra total de las compañías e irnos todos a la mierda”, ha zanjado el CEO.

LOS TAXISTAS, FELICES

“El miedo ha cambiado de bando”, ha celebrado el portavoz de Élite Taxi, Tito Álvarez, en declaraciones a este medio. “Dijimos que ganaríamos la batalla y la ganaremos”, ha vaticinado eufórico.

Recordemos que más de 2.000 taxistas organizaron a finales de julio una acampada sin precedentes durante una semana en la Gran Via de les Corts Catalanes. ¿El objetivo? Conseguir que se establezca la ratio de una licencia VTC por cada 30 de taxis y así frenar la expansión de aplicaciones como Uber y Cabify que operan con este tipo de licencias.

Con el Decreto en el que está trabajando el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se permitirá que las comunidades autónomas (CCAA) y los ayuntamientos puedan gestionar las licencias VTC sin tener que depender de la regulación en ámbito nacional.

Por otro lado, tal como ha podido saber este medio, de las últimas conversaciones entre el Gobierno y el sector del taxi se desprende que los titulares de autorizaciones VTC no recibirán ninguna indemnización a pesar de que el Decreto les perjudique. Los poseedores de licencias se han sentido excluidos y atacados, y por eso saldrán a la calle por primera vez.