ARCHIVADO EN:

Centenares de trabajadores se han manifestado en la plaza Sant Jaume, dónde se encuentran la Generalitat i el Ayuntamiento de la ciudad, para pedir diálogo, temen por su puesto de trabajo tras los despidos inminentes que ultiman los VTC y por el decreto que pretende aplicar el Govern, que tiene como propósito imponer 15 minutos de precontratación

Varios representantes del sector se han encontrado con el jefe de gabinete de la consellera de Presidencia, Jordi Cabrafiga, a quien han trasladado su rechazo al decreto que se firmará el martes y la "inquietud" de los trabajadores afectados. Por otra parte han agradecido la reunión, ya que el Ayuntamiento ha preferido no atenderles. Han aprovechado la ocasión para pedir una reunión con el presidente de la Generalitat, Quim Torra: "Hemos pedido una reunión con el presidente Torra para que escuche a los 4.000 trabajadores y sea capaz de decirles qué va a hacer con ellos, si va a ser capaz de dejarlos en la calle", ha explicado Fernando Gatel, director general de una de las compañías que trabajan para Cabify, Vector Ronda.

El presidente en Catalunya de la patronal Unauto, Josep Maria Goñi ha expresado su malestar frente a la situación, no entiende que, "en 2019, con todo lo que está pasando en la comunidad autónoma, a través de un decreto se puedan cerrar 98 empresas (que trabajan para Uber y Cabify) y despedir a cerca de 4.000 trabajadores".

Por el momento, no se ha confirmado una fecha para el encuentro entre el sector de las VTC y el presidente de la Generalitat o la consellera de la Presidencia, Elsa Artadi. Pero hasta que no salga el decreto se mantendrán las movilizaciones en la Diagonal. Las empresas de VTC iniciaron ayer una recogida de firmas a través de la plataforma Change.org para pedir a la Generalitat que paralice el decreto, y ya han conseguido más de 120.000 firmas en internet y 6.000 más recogidas de manera presencial.