Un centenar de trabajadores de vehículos de alquiler con conductor (VTC) han irrumpido este sábado en el acto político de ERC, Bildu y BNG de en el que los tres partidos presentaban su candidatura conjunta para las elecciones europeas. Los trabajadores de VTC no han interrumpido los discursos. Su acción reivindicativa ha consistido en que, al final del acto, han desplegado pancartas, con lemas como 'Hay trabajo para todos'. 

El colectivo ha lamentando haberse quedado sin trabajo, después de que plataformas como Uber y Cabify abandonaran Barcelona en desacuerdo con el decreto aprobado por el Govern. En una de las pancartas que portaban los manifestantes podía leerse: "Por culpa de Colau, sin trabajo me he quedao" y, también, que ahora hay 3.000 parados más.

SEGUIRÁ EL DIÁLOGO

El adjunto a la Presidencia de ERC y vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha empezado su discurso dándoles la bienvenida y asegurándoles que seguirán trabajando y "dialogando" con ellos; y el candidato a la Alcaldía de Barcelona de ERC, Ernest Maragall, ha apostado por abordar el conflicto con solvencia y responsabilidad.

 Primero Uber anunció que dejaba Barcelona. Luego hizo lo propio Cabify. Posteriormente, Vector Ronda, compañía propietaria de licencias de vehículo de alquiler con conductor (VTC), presentó un expediente de regulación de empleo (ERE) para un millar de trabajadores: todos los que tiene en Catalunya, que representan la mitad de su plantilla total, tal como ha anunciado la empresa.

PRECONTRATACIÓN

El decreto de la Generalitat, que obliga a las VTC a fijar un periodo de precontratación de al menos 15 minutos y a suprimir la geolocalización, está causando estragos. Vector se ha visto afectada por la medida dado que sus coches de VTC dan servicio a la plataforma Cabify, que ya no operan en Barcelona, al igual que Uber.