Los trabajadores del metro están en guerra con la empresa Transportes Metropolitanos de Barcelona. Las discrepancias entre los sindicatos -y la plantilla- y la dirección, en especial por la crisis del amianto, ha llevado a una nueva convocatoria de huelga para este lunes 29 de abril, día de resaca de las elecciones generales. Los paros tendrán continuidad en mayo, en plena campaña de las municipales.

Los empleados pararán este lunes cuatro horas por turno. En los tramos de mayor afluencia de viajeros, entre las 6.30 y las 9.30 horas y entre las 16.00 y las 20.00 horas, la Generalitat ha establecido unos horarios mínimos de un 40%. TMB estima que estas horas, la frecuencia oscilará entre los 6 y los 11 minutos. El resto del día, el paso de los convoyes será superior y entre las 22.00 y las 23.35 "será muy reducido". 

PARO DURANTE LOS COMICIOS

Hace unos días, la plantilla de TMB votó por unanimidad la convocatoria de tres nuevos días de huelgo para este mayo. Concretamente, los trabajadores tienen previsto protestar de nuevo los días 10, 20 y 24 de mayo, dos días antes de las elecciones del mayo. Los empleados muestran su preocupación por las afectaciones que pueden haber sufrido a causa de haber estado en contacto con el amianto durante años.