TMB intensificará los controles de billetes en el metro de Barcelona para 'pillar' a los que no pagan, pero no de la manera más óptima. Según ha avanzado el Colectivo Independiente de Metro (CIM) a Metrópoli Abierta, el servicio tendrá lugar del 22 al 28 de octubre y lo realizará personal empleado con contratos temporales precarios en vacantes que, por convenio, deberían ser indefinidas a tiempo completo.

El secretario general del CIM, David Vázquez, ha denunciado que TMB "contratará de manera precaria a 58 compañeros" para que controlen a los usuarios que viajan sin billete válido los siete días que durará la acción. Estos tendrán "empleos temporales con la categoría profesional de Auxiliar de Control e Información (ACI)".

Revisores de TMB, pidiendo el billete en el metro
Revisores de TMB, pidiendo el billete en el metro

CONTRATO "PRECARIO"

Vázquez ha añadido que "por convenio, se tenían que contratar a tiempo completo y de manera indefinida a 26 personas, pero solo se han aprobado 12 de estas contrataciones. Aún quedan por cubrir 14 de las plazas pactadas. Se debería contratar a esas 26 personas a tiempo completo con contrato indefinido y no a 58 para solo unos días".

Fuentes de TMB han asegurado a Metrópoli Abierta que el objetivo de la campaña contra el fraude en el billete de metro es "reforzar los hábitos correctos en lo referente al uso de los títulos de viaje". La empresa no ha querido confirmar las fechas ni el número de efectivos que intervendrán en el servicio.

"AUTOBOMBO Y PROPAGANDA"

El Colectivo Independiente de Metro ha expresado a través de su secretario general que "es cierto que hay un problema de fraude, pero hay que concienciar de otra manera a la sociedad". David Vázquez propone como una posible solución probar "con otro tipo de abonos, más acordes a la realidad, y contratar a gente para todo el año, no solo para siete días más la formación. La sanción tiene que ser el último recurso".

Un metro de la L1, a la altura de la estación de Urgell / TMB
Un metro de la L1, a la altura de la estación de Urgell / TMB

El secretario general del CIM ha ido un paso más allá, y ha afirmado que "creemos que es una acción para hacerse autobombo y propaganda que no va a solucionar el problema real. No entendemos que tenga una función real. En siete días no se arregla el problema. Es un tema más de fondo. Hay que tomárselo más en serio".

FORMACIÓN 'INADECUADA'

El comité de empresa de la sección sindical de metro de la CGT se ha unido a la denuncia del CIM y ha declarado a este diario que el control del fraude es importante pero no se puede hacer "en base a contratos precarios". La CGT ha sentenciado que es un caso claro de "precariedad laboral", ya que se contrata de manera temporal, "7 días de trabajo más 4 días de formación", cuando aún está pendiente la contratación de personal indefinido y a tiempo completo, un tema que ya fue motivo de huelga.

Asimismo, el comité de empresa ha explicado que "se trata de una formación inadecuada. Con una formación de solo cuatro días no se puede garantizar la seguridad de los trabajadores ni que se haga el trabajo de la mejor manera, ya que se pueden encontrar con situaciones muy diversas y complejas".