ARCHIVADO EN:

El conocido como rey del taxi, Tito Álvarez, está pletórico. El exportavoz de Élite Taxi se hizo ayer jueves una foto con el conseller de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, y aprovechó para mandar un recado a la competencia: "Tomando algo con el conseller. Espero que no se me enfaden los uvetecistas de mala fe". El dardo de Álvarez, que presume de sus relaciones con el gobierno de Torra, iba dirigido a empresas de movilidad como Uber o Cabify, que vieron limitada su actividad tras el decreto impulsado por la Generalitat. 

ACERCAMIENTO A LA DERECHA 'INDEPE'

Su sintonía con el gobierno catalán y con el Partit Demòcrata (PDeCAT), heredero de la antigua Convergència de Jordi Pujol, quedó demostrado en un tuit donde compartió la misma imagen con un nuevo texto: "Gracias Damià Calvet por ser tan cercano, sincero y sobre todo cumplir tu palabra siempre, una vez más Catalunya es pionera y valiente gracias al Partit Demòcrata y Govern". Su acercamiento a la derecha independentista es tal que finaliza con un saludo al "president Carles Puigdemont". 

Así, las relaciones entre Tito Álvarez y la Generalitat han cambiado radicalmente desde que se impuso el decretazo que obligaba a las VTC a precontratar sus servicios con 15 minutos de antelación. El mismo supuso la marcha de empresas como Uber o Cabify, aunque esta última ha regresado a la capital catalana con una nueva fórmula que le permite operar bajo el marco legislativo vigente.

DE TAXISTA A LOBBISTA

El exlíder de Élite Taxi, que durante la huelga indefinida del taxi fue muy beligerante con el gobierno catalán, ha dado un volantazo de 360 grados y ahora no tiene reparos en mostrar sus simpatías hacia Calvet, aunque sea uno de los representantes de la antigua Convergència.

Sus relaciones con los políticos serán ahora una constante tras su reciente cambio de oficio. Tito Álvarez anunció que abandonaba el volante para dedicarse a hacer de lobbista en defensa del sector del taxi en Bruselas.  ​