El Aeropuerto de Barcelona tendrá una nueva terminal que dará cobijo a los aviones que realicen vuelos intercontinentales y estará conectada con la terminal 1 por tren. Así lo ha confirmado este lunes el presidente de Aena, Maurici Lucena, en Barcelona.

Se tratará de una terminal satélite de la T1, que empezará a construirse entre 2021 y 2022 y que se prevé que entre en funcionamiento en 2026. Se trata de un proyecto antiguo que quedó olvidado por la crisis y que ahora se recupera para ampliar la capacidad del Aeropuerto de Barcelona, que actualmente se cifra en 55 millones de pasajeros y que en 2018 casi lo completó, pues registró el paso de 50 millones de pasajeros.

AUMENTO DE CAPACIDAD

Lucena ha detallado que esta ampliación permitirá que en 2026 la capacidad del Aeropuerto de Barcelona-El Prat aumente hasta los 70 millones de pasajeros, a los que se añadirán 10 millones más con la combinación con el Aeropuerto de Girona, lo que permitirá "vivir con tranquilidad" en los próximos años e incluso décadas, ha subrayado.

Así, Lucena ratifica el calendario que anunció hace un año el ministro de Fomento del PP, Íñigo de la Serna, que es quien recuperó este proyecto en plena aplicación del artículo 155 de la Constitución. El presidente de Aena ha realizado este anuncio en su ponencia durante el encuentro del Círculo Financiero, organizado por la Sociedad Económica Barcelonesa Amics del País en la sala de actos de la sede de 'la Caixa' en la Diagonal.