Maria Assumpció Vilà, Síndica de Greuges de Barcelona, ha denunciado el incumplimiento del mínimo legal que establece en un 5% el número de taxis adaptados en la ciudad.

Pese a que el Instituto Metropolitano del Taxi modificó el artículo 27 del Reglamento para incentivar a los taxistas a la compra de vehículos adaptados, esta facilidad parece haber sido ignorada en el sector, que mantiene el simbólico e ilegal porcentaje del 0,86% de flota adaptada.

AFCTADOS CON MOVILIDAD REDUCIDA

El Instituto Municipal de Personas con Discapacidad ha mostrado su preocupación ante este dato. Los 91 taxis adaptados que circulan por Barcelona, de un total de más de 10.000 licencias, son absolutamente insuficientes para cubrir las necesidades de las personas con movilidad reducida.

La Síndica ha instado al Ayuntamiento, AMB y al IMET a “buscar medidas urgentes para cumplir el porcentaje mínimo legalmente estipulado” y así poder garantizar el servicio “Puerta a Puerta” para ciudadanos con discapacidad.