El consejo metropolitano del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha acordado este martes suspender el proceso de licitación del contrato de concesión del servicio del Aerobús por una investigación que pesa sobre la empresa mejor situada y que, por tanto, sería la ganadora.

El ente supramunicipal ha detallado en un comunicado que la decisión se ha tomado después de recibir un aviso de la dirección general de la Autoridad Catalana de la Competencia (ACC), que investiga si la mencionada compañía ha estado implicada en una posible alteración del mercado mediante la concertación entre las empresas concurrentes en la licitación.

Desde el AMB han subrayado que las pesquisas se circunscriben al ámbito de las empresas y no en la realización del concurso ni en el proceso de licitación del servicio, que se ha hecho "de forma clara y transparente, con todos los requisitos legales".

La licitación es por un valor de 89,5 millones y en la investigación también está implicada la Oficina Antifraude.

LOS HECHOS

El pasado 26 de noviembre de 2018, la directora de la Agencia de Transparencia del AMB, Gemma Calvet, incoó la apertura de un expediente informativo a partir del conocimiento, ese mismo día, de una investigación abierta por parte de la ACC sobre la licitación del servicio del Aerobús. En esa investigación, aquella había detectado "presuntas prácticas contrarias a la competencia por parte de cinco empresas licitadoras, contra las cuales ha abierto un expediente sancionador".

En concreto, el expediente se inició contra la UTE formada por las empresas Tusgsal; Cinesi -la matriz de la cual es la propia Tusgsal-; Transports Ciutats Comtal (TCC) - participada por TMB/AMB y el grupo Moventia-; Automóviles La Alcoyana y Serveis Generals de Mobilitat i Transport (SGMT), participada por Tugsal y TCC.

Competencia aseguraba también que las empresas indicadas habrían coordinado presuntamente su comportamiento "para alterar el resultado del concurso del Aerobús", quedando claro que la 'madre' de todas ellas es Tugsal, que ya ha estado implicada en otras irregularidades.

En el marco del expediente informativo abierto por la Agencia de Transparencia, empezó a analizarse el expediente de contratación de la concesión del servicio de Aerobús. En el curso de este análisis, se puso de manifiesto que durante el proceso de contratación una de las empresas licitadoras presentó alegaciones, una de las cuales señalaba un posible conflicto de intereses entre el AMB y la unión temporal de empresas (UTE) que había obtenido la mejor puntuación, teniendo en cuenta que el AMB participa indirectamente en el accionariado de dos de las empresas que forman esta unión temporal.

MALA PRAXIS

Ante la posible mala praxis de la potencial empresa ganadora, el AMB ha decidido suspender la licitación hasta que se esclarezcan los hechos, ya que aún no se había anunciado la adjudicación.

Entre tanto, el servicio del Aerobús, titularidad del AMB, no se verá afectado y lo seguirá prestando la actual adjudicataria, SGMT, que mantendrá las condiciones y características actuales. Esta empresa, curiosamente, es una de las cinco que conforman la UTE que está siendo investigada.

Con todo, el ente metropolitano urge a la Autoridad Catalana del Consumo a tramitar el expediente sancionador que se está instruyendo como "sumarísimo" con el objetivo de "no provocar perjuicios en el erario y en el interés público, así como a los participantes de la licitación".

El Area Metropolitana de Barcelona está gobernado por un tripartido formado por Barcelona en Comú, PSC y ERC, y está presidido por Ada Colau, alcaldesa de Barcelona.