ARCHIVADO EN:

Seat ha dado un golpe de efecto en el Mobile World Congress con la presentación de su prototipo de minicoche eléctrico destinado, preferentemente, al carsharing. Este nuevo vehículo eléctrico, que se ha presentado con el nombre de Minimó, apuesta por la movilidad sostenible y por reducir todo lo posible el coste de los desplazamiento urbanos.

Este minicoche, de 2,5 metros de longitud y 1,24 de ancho, tiene capacidad para dos personas y por su tamaño y movilidad aúna muchas de las ventajas de los coches y de las motos. Además, incorpora algunas importantes novedades tecnológicas que le convierten en un vehículo con enormes posibilidades de conexión con 5G, lo que le abre la puerta del futuro de par en par.

RECARGA RÁPIDA

Minimó cuenta con un sistema denominado 'battery swap', que permite al vehículo una autonomía de 100 kilómetros y que, además, puede recargase en apenas unos minutos. Esto es una enorme ventaja para el uso de este vehículo en los sistema de carsharing, ya que facilita su uno continuado por los clientes de este tipo de servicio.

Además, la conexión 5G facilitará que este modelo eléctrico puede usar elementos como la llave digital, la conexión con los dispositivos móviles de los pasajeros sin necesidad de usar cables. Uno de sus avances más significativos es su capacidad para detectar la edad del conductor por medio de su reconocimiento facial. De esta manera, si el conductor es menor de 18 años, y mayor de 16, el vehículo se adaptará y fijará la velocidad máxima en los 45 km/h., mientras que si tiene más de 18 años, su velocidad máxima será de 90 km/h.

AHORRO

Según el presidente de Seat, Luca de Meo, ha asegurado que este concept car ha sido especialmente pensado para permitir una mayor rentabilidad a las empresas que se dedique al carsharing. Según De Meo “este coche ha sido especialmente desarrollado para adaptarse a las plataformas de movilidad que marcarán el futuro de la circulación en las ciudades, en las que el tráfico se va a restringir. Es la solución que estaban esperando las empresas de 'carsharing”.

Gracias a su conectividad, el vehículo permite al conductor mantener las manos en el volante mientras con la voz interactúa con los diferentes sistemas del vehículo”.