ARCHIVADO EN:

Un estudio que ha llevado a cabo el RACC, en el que analiza los problemas que sufren los motoristas en las vías de entrada a Barcelona en las horas punta, concluye que una de las opciones para rebajar el número de accidentes es que se permita a las motos circular por el arcén en las horas punta.

Los responsables del informe consideran que esta propuesta debe ir acompañada de algunas normas para adecuar su uso, como que solo se debería hacer en horas puntas, con una velocidad máxima, una señalización específica y con prohibición de adelantar. El RACC considera que esta sería una forma de reducir los accidentes que sufren las motos. Según las estadísticas, las motos sufren cinco veces más accidentes que los coches, y además de mayor gravedad.

Esta propuesta del RACC está destinada tanto a favorecer la descongestión de las principales vías de entrada a Barcelona como a la reducción del número de accidentes.

Otra iniciativa que podrìan adoptarse para rebajar tanto los accidentes como la congestión y la contaminación es la construcción de zonas de aparcamientos para motos en lugares claves de las entradas de la ciudad para reducir los desplazamientos en transporte privado.

Respecto a las maneras de reducción del número de accidentes, el estudio del RACC concluye que la tolerancia cero en los controles de alcoholemia ayudaría de manera decisiva. Medida a la que se debería unir la instalación de elementos de seguridad pasiva en todas las motos, como el sistema ABS.