ARCHIVADO EN:

El presidente del RACC, Josep Mateu, ha hecho públicas las 45 propuesta que hace el club para mejorar la movilidad en Barcelona. Desde aprender de las ciudades que van por delante en determinados aspectos hasta subvencionar el coche eléctrico o poner en marcha los parks&ride en el extrarradio de la ciudad para evitar la acumulación de vehículos en el centro de Barcelona.

El documento presentado por el RACC cuenta con 45 propuestas, “para que los candidatos en las elecciones municipales los tengan presentes”, ha dicho Mateu, divididas en cinco grandes pilares: “movilidad segura, sostenible, asequible, conectada e intermodal”, ha expuesto el presidente del RACC. Además, ha asegurado que es necesaria una regulación acorde con los nuevos modelos de movilidad que han aparecido en los últimos tiempos, como los patinetes elécticos, para poner fin a los problemas que se producen entre estos nuevos sistemas y los peatones.

AYUDAS E INVERSIÓN

Entre las propuestas más importantes desarrollados por el club automovilístico se encuentran, en el tema de la seguridad, la puesta en marcha de un plan de la moto, que incluye la creación de carriles exclusivos de entrada a la ciudad, el intercambio de multas por cursos de concienciación, las realización de pruebas de aptitud para conducir motos con tan solo el carnet de coche, la prohibición de aparcar en aceras estrechas o de paso de muchos viandantes; aumentar la vigilancia para obligar a los peatones a cumplir la normativa, aumentar el tiempo de los semáforos para los peatones y pacificar las zonas con mayor presencia de personas mayores o niños.

Respecto a la sostenibilidad, aumentar los impuestos de los vehículos más contaminantes, ayudas públicas para renovar el parque automovilístico hacia el vehículo eléctrico, hacer que los vehículos de reparto sean de bajas emisiones, incorporar filtros de NOX en los taxis, mejorar el transporte público y potenciar el sharing tanto en coches, motos y bicis, y que las empresas publicas y privadas den incentivos a los trabajadores que se desplacen en bicicleta. En este sentido, Mateu también se ha referido a los carriles-bici, de los que ha asegurado que los hay efectivos, como los de Diagonal, y otros casi inútiles, como el de Ganduxer.

La conferencia ha despertado mucho interés / RACC
La conferencia ha despertado mucho interés / RACC

APARCAMIENTOS Y REBAJAS

También ha pedido la implicación de las administraciones para la construcción de aparcamientos del tipo parks&ride en la proximidad de zonas con transporte público en el extrarradio de la ciudad. Para ello ha pedido una mayor implicación del Ayuntamiento de Barcelona, pero también del resto de las administraciones y empresas implicadas, que sería el principal beneficiado ya que buena parte de los vehículos que circulan por la ciudad proceden de otros lugares.

Por otro lado también ha pedido una sensible rebaja del “precio de la zona azul, que en estos momentos es la más alta de España y una de las más altas de Europa”.

Además, ha apostado porque se mejore la conectividad de los vehículos, que se potencie el mercado del sharing tanto para coches, “la gente parece dispuesta a compartir su casa en Airbnb y otras plataformas, pero no el coche”, ha dicho Mateu, como para motos y bicicletas, y que se favorezca el uso de aplicaciones de móvil para encontrar aparcamiento, “el 18 % de los coches que circula lo hace para buscar aparcamiento y tardan una medio de 15 minutos”, ha asegurado el presidente del RACC.

VTC, TAXIS E INTERMODALIDAD

Respecto a la movilidad intermodal, ha dicho que se debe favorecer el uso de aplicaciones móviles para planificar un desplazamiento usando varios medios de transporte y se ha referido a la polémica entre el sector del taxi y las empresas de VTC. A este respecto, ha asegurado que “no podemos tener en el siglo XXI una legislación del siglo XX. Hay que abrir el servicio a la competencia, pero protegiendo al sector del taxi, que ha tenido que hacer una gran inversión para trabajar. Las aplicaciones han nacido de la falta de regulación”. Para intentar solucionar el problema, Mateu ha propuesto que “los usuarios de las VTC paguen un poco más por el servicio y eso dinero vaya a una bolsa para ayudar al sector del taxi a que recupere parte de la inversión en las licencias”.

MAYORES INVERSIONES

Desde el RACC también se ha reclamado un aumento en las inversiones en infraestructuras para mejorar la circulación y se ha referido a los proyectos pendientes. “La falta de consenso ha hecho que ahora tengamos muchas urgencias. Por ello hay que priorizar ls grandes inversiones, no solo la conexión del tranvía, que no creo que sea prioritario, como la construcción de los parks&ride. Pero, además, hay que acabar la linea 9 del metro, la estación de la Sagrera, el corredor Mediterráneo, los accesos ferroviarios al aeropuerto, el túnel de Glòries, la Via Laietana, los accesos al puerto, y revisar el modelo de superilla”.

COLABORACIÓN PÚBLICO-PRIVADA

Josep Mateu considera que la solución pasa obligatoriamente por la colaboración público-privada “con una mayor presencia de la empresa privada, con la creación de una agencia para la movilidad que estudie estos temas y puede llegar a una conclusiones que ayuden a resolver los problemas de movilidad que a día de hoy tenemos en la ciudad”.