Cambio en la cúpula de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). Este jueves la empresa metropolitana de transporte ha confirmado la destitución del consejero delegado de TMB, Enric Cañas, y su sustitución por Gerardo Lertxundi. 

El cambio llega poco después de la entrada del PSC en el gobierno municipal y de que los socialistas se hicieran con la cartera de movilidad del consistorio. La gestión de Enric Cañas estaba en entredicho por los sindicatos y por parte de la cúpula directiva. Nada más llegar, la concejal de Movilidad y nueva presidenta de TMB, Rosa Alarcón, recogió el guante de empleados y directivos que pedían la cabeza de Cañas para encarar una gestión diferente a la realizada en los últimos cuatro años.

ANIMADVERSIÓN DE LOS SINDICATOS

En agosto la CGT dio un toque de atención a Alarcón para que destituyera cuanto antes al consejero delegado. Finalmente, la decisión se ha consumado este jueves, aunque ya estaba dentro de los planes de la presidenta de TMB desde hacía meses.

Durante el pasado mandato, tanto Cañas como Mercedes Vidal --anterior presidenta de TMB y miembro de Barcelona en Comú-- se enfrentaron a diversos frentes tanto en autobuses como en el metro. Una de las mayores polémicas en la que se vieron envueltos fue la crisis del amianto, que despertó la ira de los trabajadores del suburbano. Tampoco contaba con el apoyo de los empleados de autobuses, quienes lo responsabilizaron de precarizar sus condiciones laborales y de posicionarse a favor de la unión del tranvía por la Diagonal --cuya gestión es privada-- en detrimento de ampliar y fortalecer las líneas de autobuses.  

TMB ha hecho pública la destitución de Cañas a través de un comunicado. En el mismo ha detallado que la designación se ha hecho a propuesta de Rosa Alarcón en el contexto de la renovación de la dirección iniciada el pasado julio después del acuerdo de Gobierno en el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) de PSC, comunes, ERC y JxCat.

PERFIL DE LERTXUNDI

Gerardo Lertxundi Albéniz (San Sebastián, 1960) es ingeniero industrial y tiene una dilatada experiencia en el sector de la movilidad. Formado en la Universidad de Navarra, ha ejercido cargos directivos desde los años 90, primero en el sector privado y también durante una larga etapa en la administración pública. Fue director gerente de la Compañía del Tranvía de San Sebastián (empresa municipal que opera el transporte urbano) entre 2001 y 2014, función que compatibilizó con la de director de Movilidad del Ayuntamiento de San Sebastián entre 2009 y 2012.

Lertxundi también ha trabajado en Barcelona en el impulso del proyecto de la T-Mobilitat como director general de la Sociedad Catalana para la Movilidad (SocMobilitat). Desde 2017 hasta ahora ha trabajado en el grupo Vectalia como director general de operaciones internacional.

Como consejero delegado de TMB, Lertxundi pasa a ser el primer ejecutivo del principal operador de transporte público de Catalunya, uno de los más importantes de España. Estará al frente de una plantilla de 8.200 personas que hace funcionar una red de metro de ocho líneas, 121 kilómetros y 156 estaciones y una red de autobuses de 102 líneas que suman 830 kilómetros de longitud, además de transportes lúdicos como el Teleférico de Montjuic y el Bus Turístico de Barcelona. En total TMB facilita 615 millones de viajes al año en Barcelona y diez municipios más de su área metropolitana.