Este viernes día 8 de marzo el personal de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha tenido que regular los flujos de viajeros en las zonas de trasbordo de las estaciones Sagrada Família y Sagrera del Metro para evitar obstrucciones.

La huelga convocada con motivo del Día Internacional de las Mujeres ha afectado a la red del servicio suburbano provocando un tiempo de espera superior al habitual en la mayoría de líneas. Al estar alterada la frecuencia de paso de los trenes, durante toda la mañana se llenan los andenes y eso causa un alto riesgo de peligrosidad. Los trenes de las líneas L1, L2, L3, L4 y L5 pasan cada cuatro y seis minutos, y cada siete minutos entre las líneas automáticas L9, L10 y L11, con una oferta del 50% de convoyes en horas punta y el 25% el resto del día.

En cuanto a los autobuses de TMB, por el momento el servicio se está desarrollando con normalidad. Eso si, muchos autobuses han tenido que desviar su recorrido a causa de los cortes que han hecho en diversos puntos de la ciudad algunos piquetes y protestas feministas. TMB también ha advertido que el Teleférico de Montjuïc no presta servicio este viernes y el Bus Turístic puede experimentar alguna alteración.