ARCHIVADO EN:

La oposición tumbará, muy probablemente, otra vez el proyecto del tranvía por la Diagonal de Ada Colau. Distintos partidos políticos han reaccionado a la extraña y desesperada intención de los comuns de volver a llevar a votación la conexión del tranvía  en el pleno de enero. La teniente de alcaldía, Janet Sanz, ha alegado que el 62,9% de los ciudadanos quiere esta infraesctructura. Lo dice el barómetro municipal presentado este jueves por el Ayuntamiento, el mismo que arroja que la principal preocupación de los barceloneses es la inseguridad y que ha empeorado la percepción ciudadana sobre el gobierno municipal.

Precisamente, el PSC ha acusado a Colau de utilizar el tranvía como "una cortina de humo" para tapar su mala gestión y la crisis por la inseguridad en la ciudad, que ha llevado a ERC y PDeCAT a reclamar un pleno extraordinario para reprobar la gestión de Colau en materia de seguridad. Los socialistas han recordado que ellos están a favor de la conexión del tranvía por la Diagonal, pero han valorado llevarlo de nuevo a votación es una absurdidad porque "volverá a salir que no y el proyecto del tranvía descarrilará de nuevo".

Solo que en el pleno PDeCAT, PP, Ciutadans y ERC voten en contra, el proyecto quedará aparcado de nuevo. Y salvo sorpresa mayúscula será así. Barcelona en Comú y PSC votarán a favor, y aunque la CUP y los regidores no adscritos, Gerard Ardanuy y Juanjo Puigcorbé, apoyarán a Colau, la suma de estas fuerzas sería insuficiente para sacar adelante la conexión. 

SIN CONCRETAR

La llave para que el proyecto del tranvía salga adelante la tiene ERC. Los republicanos llevaban la conexión por la Diagonal -entre Glòries y Verdaguer- en su programa electoral, pero se han posicionado en contra porque no querían favorecer a la empresa privada que gestiona el Trambesòs y el Trambaix ante el presumible aumento de pasajeros. La negativa a apoyar el proyecto de Colau no parece que vaya a cambiar con Ernest Maragall.

"Lo que no haremos es aceptar a ciegas ni frívolamente proposiciones que no tienen concreción ni base compartida suficiente", ha dicho Maragall. "No hace falta votar cada dos días que estamos a favor: ya lo estamos. El problema es que no se está haciendo bien", ha añadido después de que Sanz anunciara que el gobierno llevará la conexión del tranvía al pleno y pedirá el apoyo de ERC, CUP y Ciutadans.

Ciutadans tampoco apoyará a Colau. Ya no lo hizo en abril y tampoco lo hará ahora. Manuel Valls no ve el tranvía como una prioridad y la actual líder municipal del partido naranja, Carina Mejías, considera que con la nueva propuesta del tranvía Colau quiere tapar el fracaso de su gestión. Mejías ha asegurado que su grupo no entrará en el "juego político" de Colau, aunque ha afirmado estar a favor del transporte público impulsado con rigor y seriedad. La edil ha pedido un acuerdo político, técnico, social, institucional y económico para llevar a cabo la unión.

Alberto Fernández Díaz, el líder del PP, también se ha mostrado muy crítico con Colau y su política de movilidad y, sobre todo, con la unión del tranvía por la Diagonal. "Estoy a favor de la unión del tranvía Llobregat-Besós, pero cuestiona que sea por la Diagonal y sea la prioridad, ya que la Línea 9 del metro no se ha acabado y no ha entrado en servicio la línea D30 de autobús". A través de un tuit, Fernández ha añadido: "Colau quiere pagar los 150 millones  de euros de la infraestructura cuando es competencia de la Generalitat", añade.

"HACER EL NUMERITO"

Hace años, Xavier Trias defendía la unión del tranvía por la Diagonal. Fue en tiempos del alcalde Jordi Hereu y Trias estaba en la oposición. Ahora, en cambio, el PDeCAT es más partidario del uso del bus eléctrico para conectar Zona Universitària con el Fòrum. Trias ha acusado a Colau de "hacer un numerito" con la intención de llevar de nuevo a votación la conexión. Según el exacalde, la decisión es "un intento desesperado de intentar tapar unos resultados lamentables en seguridad en el barómetro municipal". "Cuando tienes una encuesta tan mala, puedes coger algo aparte y escaparte por esa vía", ha valorado Trias". El barómetro también revelaba que el 62,9% de los vecinos de Barcelona quieren el tranvía por la Diagonal.