ARCHIVADO EN:

Los trabajadores del Metro volverán a hacer huelga por lo que considera un nefasta gestión del problema del amianto. La plantilla de la empresa de suburbano considera que desde la dirección de la empresa se sigue minusvalorando la importancia del problema y negando la existencia de casos de trabajadores enfermos como consecuencia de haber respirado fibras de amianto.

La asamblea de trabajadores de la empresa llevarán a cabo los paros en los días 8 y 29 del mes de abril, que serán de cuatro horas por turno. Los trabajadores han decidido en dos asambleas llevar a cabo los paros como protesta por la gestión que la dirección de la empresa está llevando a cabo en lo referente al tema del amianto.

Los trabajadores del Metro consideran que las medidas que ha tomado la dirección para solucionar el problema del amianto tanto en algunos vagones como en las instalaciones, en las que transitan los propios usuarios, están muy lejos de ser las adecuadas para evitar que más personas se vean afectadas y puedan sufrir en el futuro alguna de la enfermedades pulmonares ligadas a la inspiración de fibras de amianto.

MAYOR REPERCUSIÓN

La indignación entre el colectivo de trabajadores del Metro con la dirección ha hecho que en esta ocasión estén dispuestos a llegar más lejos en sus medidas de presión. Por ello, las posibilidades que se están barajando contemplan una mayor duración tanto de horas de paro en cada turno laboral como en los días en los que estos paros se llevarán a cabo. Una de lasopciones contempla incluso paros de 24 horas.

Los trabajadores consideran que desde la dirección no se están escuchando sus pretensiones en el asunto del amianto y exigen un cambio radical en la manera en que se está gestionando todo este conflicto.

De hecho, el Comité de Empresa ya advirtió, tras la celebración de los anteriores paros, que si la dirección del Metro no atendía sus peticiones convocarían nuevas huelgas para obligar a la empresa a tomar las medidas adecuadas para reducir el riesgo respirar las fibras de amianto.

CAOS EN LAS HORAS PUNTA

En las anteriores huelgas llevadas a cabo por los trabajadores del Metro se produjeron acumulaciones en algunas estaciones por la menor frecuencia de paso de los convoyes. Hubo ciertos momentos de caos, sobre todo en la última huelga, que coincidió con la celebración del Mobile World Congress.

Fue precisamente en las estaciones que llevaban al recinto ferial en las que se produjeron mayores aglomeraciones de pasajeros, muchos de los cuales tuvieron que esperar al paso de otros convoyes para tener acceso a Metro y poder ir a su destino.