María --un nombre supuesto-- tiene 13 años. Los cumplió en abril. La adolescente hace más de tres semanas que espera la tarjeta de transporte gratuito T-16 --la ampliación hasta los 16 años de lo que antaño era la T-12-- para seguir viajajando sin pagar en metro o bus porque la T-12 le ha caducado. Probablemente, la chica todavía tardará tiempo en recibirla. El suyo no es un caso único. "Puede haber miles de personas afectadas", subraya un trabajador de un punto de información de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) de Diagonal.

La Autoritat del Transport Metropolità (ATM) confirma que, a finales del 2017, "hubo una remesa importante de tarjetas defectuosas que provocó que el plazo de entrega establecido de 30 días no se haya podido cumplir". También explica que la quiebra de la empresa que hacía el servicio postal, Unipost, está provocando "incidencias" en la gestión diaria y ha retrasado todavía más todo el proceso".

La problemática afecta a todas las nuevas tarjetas, ya sean primeras emisiones, renovaciones, duplicados por banda magnética o duplicados por pérdida o robo. En 2017, se fabricaron 177.913 nuevas tarjetas T-16, lo que se traduce en 487 tarjetas diarias. Aunque Metrópoli Abierta ha solicitado cuántas personas pueden estar afectadas, la ATM no había facilitado este dato al cierre de la presente edición. 

La ATM sí que descarta que el problema afecte a otros títulos de transporte porque no se envían por correo postal. "El resto de títulos se compran en las máquinas de autovenda de los principales operadores o en cualquier punto oficial de venta, como estancos, administradores de loteria y quioscos de prensa", afirman fuentes del organismo público.

Hace un mes, la familia de Maria se puso en contacto varias veces con el teléfono 010 para informar que la tarjeta de su hija estaba a punto de caducar y que no habían recibido la nueva. En las distintas llamadas, nadie les comunicó el problema existente y se les dijo que el título de transporte acabaría llegando. La T-12 caducó y Maria no recibió nada. Durante dos semanas, la chica pagó el billete para ir al instituto y no ha sido hasta ahora que TMB le ha hecho una tarjeta provisional para 45 días tras recibir la autorización de la ATM

UNIPOST CERRÓ EN FEBRERO

Fuentes del Área Metropolitana de Barcelona y trabajadores de TMB explican que la falta de tarjetas es debido, mayoritariamente, a la quiebra de Unipost. Los títulos defectuosos se detectaron a finales del 2017, pero la falta de una empresa que haga el reparto ha provocado que los retrasos en la distribución de las tarjetas sean mucho mayores. Unipost cerró en febrero. Desde entonces, la problemática se ha incrementado.

t 16
Tarjeta de transporte T-16 para menores de 16 años / ATM

"Estamos haciendo muchas tarjetas provisionales para 45 días. Para disponer de una es necesaria una autorización de la ATM", informa una empleada de TMB del punto de información de Diagonal, que desaconseja, como hacen algunos usuarios, viajar con la T-12 caducada. "Los interventores pueden sancionar a la persona y si hay un accidente, el seguro no cubriría al infractor". 

Fuentes del sindicato CGT de bus informan que cada día se encuentran con jóvenes a quienes les ha caducado la tarjeta y no han recibido la nueva. "No hemos recibido ninguna comunicación oficial, pero en el bus solemos dejar pasar a estas personas", ha explicado un portavoz del sindicato este miércoles por la mañana. Otra cosa es el metro. En muchas estaciones no hay personal y el afectado tendrá que acabar comprando un bilete u otro abono.

Unas horas más tarde, TMB, el principal operador de transporte de la ATM, ha comunicado a los trabajadores que, debido a los problemas con este título de transporte, siempre que se detecte una T-16 caducada y no se haya recibido la renovación se fabricará al usuario un nuevo título de transporte T-16 y se le retirará el caducado.

35 EUROS, LA PRIMERA EMISIÓN

La T-16 es un título de transporte que permite utilizar de forma ilimitada y gratuita --sólo tiene un coste de 35 euros la primera emisión-- los servicios de transporte público integrados dentro de la zona tarifaria de la residencia de la persona menor de edad, entre los 4 y los 16 años. El sistema tarifario integrado engloba 296 municipios y se divide en seis coronas.

A 31 de diciembre del 2017, hacían uso de la tarjeta 218.197 personas, de los que 176.142 vivían en Barcelona y 42.054 en municipios del área de Barcelona. El año pasado se hicieron 37.332.611 validaciones con la T-16.