Los trabajadores del Metro de Barcelona, reunidos en asamblea este jueves, han decidido por amplía mayoría convocar una huelga que tocará plenamente la celebración del Mobile World Congress, que ha de celebrarse entre el 25 y el 29 de febrero en Fira de Brelona-l'Hospitalet.

La huelga se llevará a cabo los días 25, 26, 27 y 28 de febrero y los paros serán de dos horas por cada uno de los tres turnos laborales (mañana, tarde y noche). En el caso de no llegarse a un acuerdo negociado con la empresa, los trabajadores tienen previsto ampliarla la huelga.

MUCHAS AFRENTAS

La asamblea de los trabajadores, que se ha celebrado en dos convocatorias (mañana y tarde), ha tratado diversos temas que les preocupan.

La crisis del amianto en las instalaciones y vagones del metro; el cierre automático de estaciones (en periodo de pruebas en algunas terminales), que ha causado problemas; la situación de los despedidos de forma improcedente y, en general, la estabilidad laboral de los trabajadores que realizan las sustituciones durante la denominada 'bolsa de verano' (meses de julio, agosto y septiembre).

SERVICIOS MÍNIMOS

Los trabajadores se han mostrado molestos con la actitud de la empresa en todos estos temas y han decidido no aceptar ninguna reunión que no sea la ya fijada para una mediación. "Tienen que cambiar mucho las cosas, que la empresa proponga algo que nos convenza, para que nos tiremos para atrás", ha comentado un portavoz.

Los trabajadores consideran que la afectación de los paros previstos durante el Mobile podría verse reducida por el hecho de que habrá una reacción de TMB: "Tenemos claro que las autoridades incrementarán ampliamente los servicios mínimos durante la feria".