Los trabajadores del metro de Barcelona han votado por unanimidad hacer tres días más de huelga en mayo, concretamente el lunes día 10, el lunes día 20 y el viernes día 24. Estas jornadas se sumarán a la protesta que ya estaba planificada, el día 29 de abril tenía que ser el último que hiciese paradas parciales. 

La protesta se debe al enfado de los trabajadores con la gestión de la crisis del amianto que está llevando a cabo TMB. Los empleados protestan por el desconocimiento de las afectaciones que pueden haber sufrido los que durante tantos años han estado en contacto con el material. 

Por su parte la compañía de transportes públicos sufre por el funcionamiento del metro durante esos días. Critica que los servicios mínimos, dictados por la consejería de Trabajo para la huelga del lunes, son absolutamente insuficientes. Los responsables de la empresa pública han asegurado que estos deberían de ser del 40% de los trenes en hora punta y del 20% en hora baja. 

SERVICIO DUDOSO

TMB no vive sus mejores momentos, una avería ha obligado a cortar parte de una de las líneas de metro y seis estaciones han quedado inutilizables. Los usuarios del suburbano comienzan a estar cansados de las huelgas y las múltiples incidencias que provocan un servicio inestable y absolutamente impredecible.