La red de Metro de Barcelona superó el pasado domingo la cifra de 400 millones de validaciones acumuladas desde el pasado 1 de enero, cifra que confirma que a finales de este mes marcará un nuevo máximo histórico de pasajeros.

El anterior récord se dio el año pasado, cuando 2017 Transports Metropolitans de Barcelona cerró con 390,4 millones de viajeros en el metropolitano.

Este crecimiento lo atribuye TMB a la ampliación de la red de metro -el 8 de septiembre se puso en marcha la Línea 10 Sud-, al aumento de la oferta de trenes en circulación y al crecimiento general de la movilidad en el área de Barcelona.

Por otra parte, este 2018 el metro de Barcelona ha conseguido dos nuevos récords más: el de validaciones en un solo mes -37,94 millones en octubre- y el de afluencia en una sola semana, que se consiguió del 9 al 15 de abril.

Según una reciente estadística, en Barcelona el metro es el transporte preferido. Es utilizado por la cuarta parte de los ciudadanos (25%) como su herramienta de movilidad diaria. Le sigue el autobús, preferido por un 17%, mientras que el coche queda en tercer lugar con un 13% de usuarios diarios.

EL BUS VA CAMINO

El uso de la red de autobuses regulares de TMB también está experimentando un aumento sostenido a lo largo de este año y las previsiones apuntan que se superarán los 202 millones de validaciones a finales de año, gracias al impulso de las nuevas líneas ortogonales y diagonales.