Normalmente los precios de los billetes de AVE suelen tener un precio elevado, un viaje de ida y vuelta, fácilmente puede rondar los 180 euros, por eso muchos barceloneses seguimos escogiendo ir en coche o incluso en avión a nuestros destinos. Renfe ya propuso una medida alternativa y más al alcance de la mayoría de los españoles, el AVE de bajo coste, que en principio se podrá usar en Semana Santa del año que viene.

Lo nuevo de Renfe se estrenará en la línea que une Madrid y Barcelona, ha anunciado este jueves el presidente de la compañía, Isaías Táboas. A causa de la liberalización del transporte de viajeros en España, que entrará en vigor en unos ocho meses, la compañía se ha propuesto aplicar unas tarifas más baratas para así poder competir con los otros operadores

El ejecutivo ha rehusado comentar la marca bajo la que operará este nuevo servicio, así como sus tarifas o el tipo de trenes que utilizará "para no dar pistas a la competencia". "Trabajamos con la expectativa de que en la Semana Santa del año que viene los ciudadanos puedan desplazarse, en principio entre Madrid y Barcelona en low cost", ha afirmado Táboas en declaraciones a la prensa antes de participar en el Foro Next.

LAS TARIFAS SERÁN HASTA UN 40% MÁS BARATAS


Esto implica que el servicio deberá entrar en pruebas antes, porque todos los trenes se tienen que probar "hasta que se consigue el producto que quieres", ha apuntado. Durante la presentación del plan estratégico de la compañía en diciembre, Táboas explicó que hay margen para que las tarifas del servicio low cost sean hasta un 40 % más baratas que las actuales, cuyo precio medio ronda los 52 euros, es decir podría costar 31,20 euros cada billete. 

Este nuevo servicio se incluye en el Plan Estratégico de Renfe 2019-2023, con el que la compañía busca seguir creciendo en ingresos a pesar de la liberalización del servicio de pasajeros, por el que ya han mostrado interés compañías como Acciona y Air Nostrum o la estatal francesa SNCF.