Las VTC abandonan la avenida Diagonal, tras 10 días de protestas. El portavoz de los trabajadores de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) en Barcelona, Carlos Segarra, ha anunciado que se retirarán este mismo martes. Los automóviles tenían ocupados cuatro carriles en la zona de entrada a la capital catalana por Maria Cristina.

Tras entregar 10.000 firmas en el palacio de la Generalitat para protestar contra del decreto ley del Govern para regular su servicio, y que contempla un tiempo mínimo de precontratación de 15 minutos para los VTC, Segarra a explicado a los medios que "ahora solo queda analizar a fondo el decreto, que a los trabajadores no se nos ha dado, y convocaremos asambleas en todas las empresas para ver, una vez analizado el decreto, qué acciones vamos a tomar".

DECRETAZO

Con la aprobación del 'decretazo' de la Generalitat, los taxistas se imponen moralmente en su guerra contra las VTC. El decreto obliga a precontratar el servicio de un vehículo de alquiler con conductor con una antelación mínima de 15 minutos. También habilita legalmente al Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y a los ayuntamientos a ampliar ese plazo de tiempo más allá de esos quince minutos previstos por el Govern.

El Ayuntamiento de Barcelona se ha comprometido con los taxistas a ampliar hasta una hora la antelación para contratar el servicio. La normativa, que entrará en vigor ya este viernes, supondrá la marcha de las grandes compañías del sector, como Uber o Cabify, de Barcelona, como habían anunciado desde la patronal Unauto.

NUEVAS PROTESTAS

Segarra ha querido agradecer a los barceloneses su "comprensión y apoyo", y ha lamentado que ya no pueden hacer nada más como trabajadores. "La medida de sacar los coches es la medida justa para que los usuarios puedan circular libremente, y para no agobiar más a la ciudadanía, que son nuestros clientes y los perjudicados al no poder elegir competencia", ha señalado el portavoz de los conductores.

Los trabajadores de las VTC prevén despejar la Avenida Diagonal durante la tarde, de manera que no queden vehículos al anochecer. También han desconvocado la protesta que estaban realizando en la plaza Sant Jaume, donde el Govern de la Generalitat ha aprobado el 'decretazo'. Por el momento, no han concretado si habrá más movilizaciones, aunque se prevé que con la entrada en vigor de la medida el viernes se produzcan nuevas manifestaciones.

Por el momento, el portavoz de la patronal Unauto en Catalunya, Josep Maria Goñi, ha anunciado que presentarán una querella criminal contra el gobierno de Quim Torra y contra la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.