ARCHIVADO EN:

El pasado lunes 8 de abril el consistorio de Londres aplicó una nueva norma para frenar la contaminación ambiental que sufre la ciudad. Las zonas más concurridas de la capital contarán con un nuevo peaje de tráfico que afectará a los vehículos más contaminantes

Los conductores de los coches más antiguos y más perjudiciales para el medio ambiente deberán pagar desde hoy un recargo de 12,50 libras (14,50 euros) si quieren circular por el centro de la ciudad. Transport for London, la empresa que gestiona el transporte de Londres, pretende que con esta nueva alternativa 'ecológica' se consiga reducir el número de vehículos, en 2025 podrían llegar a ser un 40% menos de los coches que hay ahora mismo. 

LOS PEAJES SE SOLAPAN

La Ultra Low Emission Zone (Zona de emisiones ultra bajas) ya supone una tarifa de 12,50 libras, unos 14,50 euros diarios que deben pagar los vehículos más viejos y contaminantes que entran en la capital británica. Con esta medida, la restricción de tráfico tan solo se imponía de lunes a viernes de siete de la mañana a seis de la tarde. La tasa solía ser de 11,50 libras, unos 13,30 euros, pero ahora sumándole el nuevo peaje, los vehículos más contaminantes estarán obligados a pagar más de 27 euros por entrar al centro en ese horario.

Esta medida afectará a los matriculados antes del 2007 y a los coches y furgonetas de gasolina de antes del 2006, además de a los coches y furgonetas diésel matriculados antes de 2015. Los autobuses y camiones que no cumplan con los criterios sobre los niveles de contaminación deberán abonar 100 libras al día (116 euros). Los conductores que no quieran pagar el peaje se enfrentarán una multa de 185 euros, aunque los responsables avisarán de la primera infracción con una carta y sin sanción. 

UNA MEDIDA "MUY NECESARIA"

Con esta decisión se espera obtener una reducción del 45% de las emisiones tóxicas, en un plazo de dos años. El alcalde de Londres, Sadiq Khan, asegura que era una medida absolutamente necesaria y que hará todo lo posible por eliminar la contaminación ambiental de la ciudad: "Los estudios realizados nos demuestran que la polución de Londres afecta de un modo desproporcionado a los habitantes más vulnerables, y voy a hacer todo lo que esté en mi mano para proteger a los niños, a las personas mayores y aquellos que sufren afecciones respiratorias por el aire contaminado".