ARCHIVADO EN:

Las fuertes lluvias que han caído sobre Barcelona desde primera hora de la mañana han alterado el buen funionamiento del metro, que ha tenido que cerrar algunas estaciones y alterar la frecuencia de paso de las líneas.

Así, la línea 2 ha dejado de funcionar entre las estaciones de Paral·lel y Universitat y sólo realiza el servicio entre Universitat y Pompeu Fabra.

La línea 3 tampoco para en Paral·lel, una de las estaciones con peor drenaje del metro de Barcelona, como ya ocurrió en otro caso reciente de fuertes lluvias en Barcelona. El servicio atraviesa la parada sin detenerse.

En la línea 5, una incidencia en la estación de Badal ha alterado la frecuncia de paso de los convoyes, que, según nos informan algunos pasajeros, están detenidos en las paradas sin circular. Más tarde se ha interrumpido el servicio entre Collblanc y Sants Estació.

La línea 1 también ha sufrido las afectaciones de la lluvia y el servicio se ha cerrado entre las estaciones de Torrassa y Plaça de Sants.

También en la L1 se han cerrado los accesos de la estación de Espanya --se puede acceder mediante las entradas de la L3--, y el tiempo de espera y trayecto en las líneas de bus es superior al habitual por las "complicaciones de tráfico provocadas por la lluvia".

Los paneles del metro anuncian los cortes en las líneas
Los paneles del metro anuncian los cortes en las líneas

Los trenes de la L3 han dejado de detenerse en sentido Trinitat Nova en la estación de Drassanes, en la que ha quedado cerrado el acceso por La Rambla, aunque el otro sigue abierto.