ARCHIVADO EN:

Los servicios mínimos en las líneas de Metro de Barcelona, cuyos trabajadores secundan una huelga por la presencia de amianto en las instalaciones de la infraestructura, se cumplen con normalidad desde las 6 horas, lo que no evita las incomodidades de los pasajeros, con esperas más largas y convoyes abarrotados.

Según ha informado un portavoz de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), la línea que presenta mayores aglomeraciones es la 5, lo que ha llevado a TMB a regular los accesos en las estaciones de Sagrera, Verdaguer y Sagrada Familia. 

Estas regulaciones se efectúan para que los andenes no queden colapsados por los pasajeros en las horas punta, ya que debido a la huelga sólo funciona el 40 por ciento del servicio habitual.

TRANSPORTE ALTERNATIVO

Desde TMB se recomienda hoy a los usuarios del Metro, especialmente de 6 a 10 de la mañana y de 4 a 8 de la tarde, buscar medios alternativos de transporte, ya que los convoyes no pueden absorber la demanda habitual en estas franjas horarias.

El departamento de Trabajo decretó unos servicios mínimos del 40 % en las horas punta, entre las 06:30 a 09:30 horas y de 16:00 a 20:00 horas, y del 20 % en el resto.

Además, por la tarde los trabajadores se manifestarán desde la plaza Universitat hasta la plaza Sant Jaume.

Los trabajadores exigen a la dirección de TMB que asuma su responsabilidad ante la problemática de la presencia de amianto, material perjudicial para la salud, en las instalaciones del metro.