Mañana movida en las vías del AVE Barcelona-Madrid. Una avería en el sistema de señalización ha provocado importantes demoras de hasta 40 minutos en los trenes que debían circular por las vías.

La avería se ha detectado a las 6 de la mañana y ha quedado solucionada dos horas después. En ese periodo de tiempo, una docena de trenes de alta velocidad se han visto afectados por los retrasos.

Los técnicos de Adif han podido finalmente resolver la incidencia y la circulación ha vuelto a la normalidad. El portavoz de Renfe ha precisado que la compañía aplicará su compromiso de puntualidad con los pasajeros, que en retrasos superiores a 30 minutos puede suponer la devolución del 100 por cien del billete, pese a que la incidencia sea ajena a la empresa, en este caso un problema en la infraestructura