El hacker anónimo que desde hace unos días se ha aliado con los taxistas barceloneses en su lucha contra la “competencia desleal” de Cabify está causando estragos en la compañía on line de alquiler de vehículos con conductor. Después de introducirse por dos veces en el sistema para 'delatar' la posición de los coches (y así detectar posibles usos fraudulentos del servicio), ahora el pirata informático ha creado en menos de una semana más de un millón de falsos usuarios de la aplicación, lo que amenaza con provocar un tremendo cortocircuito en la base de datos de la empresa.

El informático se ha alineado con la flota metropolitana y está bombardeando digitalmente a Cabify porque considera que los taxistas defienden “una causa justa”. Con este 'buen propósito', el hacker ha desplegado un ciberataque desde 10 ordenadores virtuales y uno real haciendo funcionar a la vez cinco emuladores en sistema Android (que la aplicación -app- de Cabify identifica como móviles). Con esta estrategia, el pirata informático consigue crear diez falsos usuarios de forma aleatoria en apenas un minuto. Después de una semana funcionando sin descanso, el operativo del hacker ha logrado crear un millón de cuentas, a razón de unos 100.000 diarios, que ya están volviendo locos a los servidores de Cabify.

La Asociación Representativa del Taxista Autónomo (RTA) se ha hecho eco de las andanzas del hacker y ha colgado en su página web un video de youtube del amigo informático (que según la entidad es un aficionado) en el que queda patente la eficacia del hackeo. A través de esta asociación, el pirata informático amigo de la causa de los taxistas ha asegurado que el millón de falsos usuarios creados de forma pirata van a desencadenar un auténtico caos en la empresa de alquiler de vehículos sin conductor cuando empiecen a requerir viajes inexistentes. “Los servicios de Cabify se saturarán en las horas punta” de toda esta semana, ha vaticinado el hacker.

MÁS SEGURIDAD EN LA APLICACIÓN

El hacker ha reconocido que los dos primeros ciberataques a Cabify y sus daños colaterales han puesto en alerta a la compañía, que ya ha implementado modificaciones informáticas en la app que son capaces de detectar el uso de “ubicaciones simuladas” de falsos usuarios. No obstante, el informático ya ha encontrado a este contratiempo un remedio tan simple como utilizar versiones anteriores de la aplicación de la compañia virtual de alquiler de vehículos con conductor, que todavía están disponibles en la red, y desactivar las actualizaciones automáticas de los dispositivos.

Pese a agradecer la inestimable ayuda del hacker, la RTA no recomienda seguir sus pasos, simplemente pretende publicitarlos. “No queremos causar ningún daño. Solo apostamos por los que como los taxistas barceloneses, cumplen la ley”, han recalcado. La agrupacion también recomienda a los profesionales del sector que se esmeren con su imagen y con el trato a los clientes para que mejore la calidad del servicio y así aumente la cuota de mercado de la flota amarilla y negra metropolitana

Pese a los intentos realizados, hasta ahora no ha sido posible conseguir que Cabify evalúe a Metrópoli Abierta los posibles daños casos causados en su sistema y sus aplicaciones por el ataque informático y noi tampoco que confirme si dispone de algún mecanismo de barrera para hacerle frente.