ARCHIVADO EN:

La nueva empresa de vehículos de alquiler con conductor (VTC) Gowe nace con la previsión de disponer de 300 coches a finales de abril e ir creciendo acorde con la demanda, además de generar en su arranque "cerca de 500 empleos". La compañía ha empezado a operar en modo de prueba esta semana con la intención de ir aumentando progresivamente el servicio en los próximos meses.

La han creado los emprendedores Sacha Michaud, cofundador de Glovo, y Jordi Marzal. La compañía fue presentada la semana pasada ante las instituciones, y este lunes han hecho pública su irrupción en el mercado de las VTC. Su anuncio coincide con el de otra empresa, Social Car, que también operará con un servicio similar. 

RESPETO A LA LEGALIDAD

En un comunicado, Gowe ha destacado que pretende respetar el decreto impulsado por la Generalitat, el mismo que expulsó a Uber de la ciudad. En el mismo, asegura que respeta el espíritu de la nueva normativa del gobierno catalán y el requisito de precontratación de 15 minutos de antelación. Además, han aclarado que quieren "convivir en buena sintonía con el taxi y otras propuestas de movilidad".

APUESTA POR LA MOVILIDAD

Gowe pretende convertirse en una solución para los clientes que apuesten por moverse en VTC en Barcelona, "después de que el resto de plataformas abandonaran la ciudad de forma precipitada" tras la aprobación de la ley del Govern.

Asimismo, y como credenciales, destacan que Marzal y Michaud han impulsado otros proyectos de éxito basados en la innovación tecnológica.

"SIMILAR" A SOCIAL CAR

Gowe subraya que su propuesta es "similar" a la de Social Car, que también respeta "el requisito de precontratación". 

Social Car, nacida en Barcelona en 2011, está especializada en alquiler de coches entre particulares (P2P car rental). Tiene una base de 250.000 usuarios y 20.000 coches, y opera en más de 600 poblaciones españolas.