Esquerra Republicana ha anunciado que votará favorablemente a resucitar el proyecto de la unión del tranvía por la Diagonal. Este viernes, el equipo de Colau presenta una proposición en la que se pide a la ATM la creación de un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona para estudiar la renegociación de la concesión del servicio en caso de que se apruebe la conexión de las dos líneas del Tram.

Esta votación no significa que se vaya a realizar el proyecto. En caso de aprobarse, los regidores todavía deberían votar más adelante la unión del tranvía, pues este viernes sólo se decide sobre la negociación con la ATM. Así, ERC ha definido su apoyo como "una declaración de intenciones".

PETICIONES DE ERC

El regidor republicano Jordi Coronas ha señalado que su partido se mantiene en la misma postura de abril de 2018, cuando votaron en contra, pero que si el gobierno municipal acepta sus peticiones, cambiarán la postura porque son proclives a la conexión del tranvía siempre y cuando “el beneficio revierta en el interés público y no en manos privadas”, ha señalado Coronas.

Preguntado sobre el cambio de postura, Coronas ha señalado que “quien ha cambiado de posición es el gobierno municipal” porque ha aceptado la negociación de un documento en el que se establezca la renegociación de la concesión a un grupo de empresas privadas, que tienen derecho a explotar el servicio hasta 2032. Tanto ERC como la CUP​ han pedido que se reduzca este periodo para mostrarse favorables al proyecto.

REUNIONES ERC-COLAU

ERC ha denunciado que el gobierno municipal “ha dedicado más tiempo a ruedas de prensa que a negociar” con la oposición y ha reconocido dos encuentros entre Coronas y la regidora de urbanismo, Janet Sanz, además de la reunión que mantuvieron junto a la propia Colau y Ernest Maragall. Los republicanos han señalado que por ahora no hay acuerdo y este pasaría por dejar de “vender humo” con fechas que Esquerra no quiere cerrar para no comprometer presupuestariamente al próximo gobierno municipal, el cual esperan liderar tras las elecciones de mayo, ya que las encuestas les dan como principales favoritos junto a la propia alcaldesa Colau.

Tranvía circulando por la Diagonal / HUGO FERNÁNDEZ
Tranvía circulando por la Diagonal / HUGO FERNÁNDEZ

En este sentido, ERC ha pedido rigor a Barcelona en Comú. Otra de las peticiones de Esquerra para dar su apoyo a la unión del tranvía es la realización de un estudio del impacto económico que supondría el proyecto para TMB, pues según calculan, cada día se realizan 100.000 validaciones de billetes en autobuses que cruzan la Diagonal, viajes que se perderían si se suprimen las líneas de autocar que cruzan la avenida más famosa de Barcelona.

VOTO DEL PSC

Con el apoyo confirmado de ERC, la CUP y los dos regidores no adscritos, el gobierno de Colau cuenta con 20 regidores, por lo que todavía le falta uno más para que la votación salga adelante. De esta manera, la llave de llave del proyecto queda en manos del PSC, que si bien votó a favor de la unión de los tranvías en abril de 2018, se ha mostrado reacio a mantener el apoyo ahora. Fuentes socialistas confirman que se mantienen negociaciones con el equipo municipal sobre el tema.